Out of office

¿Cómo transformará la Inteligencia Artificial el mundo?

Teléfonos implantables, coches autónomos, call centers cognitivos… todo ello puede ser una realidad cotidiana en 2020, en la era de la robótica avanzada y la inteligencia artificial, según el Foro Económico Mundial.

Cuando el informático estadounidense John McCarthy acuñó el término inteligencia artificial, en 1956, causó un gran impacto. Suponía crear sistemas capaces de resolver problemas por sí mismos, utilizando el paradigma de la inteligencia humana. Desde entonces ha llovido mucho y se han dado pasos de gigante, basta recordar la mítica partida de ajedrez de Deep Blue.

Pero, para muchos científicos, la inteligencia artificial alberga en su génesis su limitación: imita el pensamiento humano. Por ello, han desarrollando un nuevo camino a partir de la inteligencia artificial: los sistemas cognitivos. Una simbiosis entre el humano y la máquina, sistemas capaces de entender, aprender y razonar constantemente. Es decir, capaces de crear conocimiento mucho más allá de la capacidad humana.

 

Llega Watson

En 2011, los espectadores de un concurso de televisión de Estados Unidos se quedaron atónitos al ver concursar a IBM Watson, un ordenador capaz no solo de albergar una enorme información, sino de entender el lenguaje natural de una conversación, con giros y dobles sentidos.

Hoy, más de 25 países utilizan la tecnología de Watson a través de la nube. Así, este superordenador se va haciendo cada día más inteligente y extendiendo sus conocimientos a diversos campos, como la detección temprana del cáncer, el asesoramiento de altos ejecutivos o la exploración de hidrocarburos, entre muchos otros.

 

La revolución del mercado de trabajo

Aunque, según las encuestas, las personas vemos lejos aún un mundo robotizado, los expertos del Foro Económico Mundial auguran, en su informe ‘The Future of jobs», que el impacto de las tecnologías ya se está percibiendo, pero que en 2020 será su apogeo.

Para entonces, los coches y flotas de distribución y transporte podrían ser autómatas, las operadoras ordenadores capaces de entender y contestar nuestras dudas, los cajeros robots “inteligentes”… Los avances se producirían en la mayoría de los sectores (medicina, energía, manejo de inversiones, manufactura, diseño, labores administrativas…).

La reinvención del trabajo

¿Tenemos que tener miedo? La llegada de la inteligencia artificial le costará al mercado laboral más de 7 millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años, según el informe, y se necesitarán un total de 2 millones de empleos nuevos relacionados con el mundo de la informática, matemáticas, arquitectura e ingeniería.

La balanza se inclina a favor de la reinvención del trabajo, ya que también se generarán oportunidades laborales que ni siquiera conocemos y que ocuparán quienes hoy son niños. Unos trabajos se reemplazarán, otros se crearán, y entre los beneficiados se encuentran el sector de tecnologías de la comunicación e información.