Out of office

Claves para vender más con el marketing de contenidos

La misión del marketing de contenidos es entablar una relación con el cliente ofreciéndole información interesante y consejos relevantes que le harán más inteligente como consumidor. Este intercambio se traducirá en lealtad y a la larga en ventas. ¿Funciona? Sí, y mucho, dicen los expertos.

El marketing de contenidos surgió hace unos años en Estados Unidos como un técnica que prioriza el contenido para atraer al cliente. ¿Cómo? Depende de cada caso. Si, por ejemplo, eres una empresa de frigoríficos puedes escribir un blog con consejos para economizar energía o cómo conservar mejor los alimentos. No estarás vendiendo neveras directamente pero si la información que ofreces es interesante, se compartirá en las redes sociales, lo que hará que crezca el número de fans de tus canales y, por consiguiente, aumentará la posibilidad de convertir tus fans en clientes.

¿Qué es el marketing de contenidos?

Básicamente es una estrategia que consiste en crear contenido útil y valioso y, lo más importante, compartirlo de forma gratuita. El marketing de contenidos se basa en atraer al público dando soluciones a sus problemas. Por eso lo importante es conseguir que cuando el lector se acerque a tu blog se inscriba en tu newsletter.

No se trata de conseguir la venta directa estrictamente hablando, ese no es el objetivo de esta estrategia de marketing.

Se trata de un nicho de marketing donde una persona o una marca tiene la posibilidad de convertirse en una referencia sobre el tema. Y todos queremos conocer la opinión del experto, especialmente cuando necesitamos realizar una compra, contratar un servicio o conocer en profundidad un producto.

6 Beneficios del marketing de contenidos

El marketing de contenidos tiene además otros objetivos. Es la solución ideal para empresas que lanzan su negocio o para aquellas que quieren ocupar un lugar relevante en el mercado. Compañías como Puleva o Nestlé con información nutricional, Bluespace con consejos prácticos de bricolaje o IKEA con vídeos y tutoriales, son algunos ejemplos de empresas que utilizan marketing de contenidos. Pero, ¿cuáles son los principales beneficios del marketing de contenidos?

  1. Entablar una relación con el cliente.
  2. Fidelizar al comprador.
  3. Aumentar el conocimiento de la marca.
  4. Generar confianza por parte del consumidor. Si le gusta, volverá.
  5. Si vendes servicios profesionales tu blog debe ser una extensión de tu trabajo.
  6. No tiene costes adicionales. El valor principal es la información, eso sí, bien tratada y escrita. Si no puedes hacerlo tú, contrata a un profesional. Recuerda que escribir buenos contenidos requiere tiempo, documentación y buenos dotes de expresión escrita. No todo el mundo puede hacerlo bien.

Cómo elaborar una estrategia eficaz en 5 pasos

  1. Escucha a la audiencia e identifica el problema que no sabe resolver tu usuario. Enfócate para responder sus dudas.
  2. Prepara información para satisfacer sus necesidades. Importa más la calidad que la cantidad. Es importante que el contenido se ajuste a lo que tu audiencia necesita.
  3. Transmite el mensaje con claridad y pasión, sin perder el enfoque: no pretendas vender. Lo que quieres es que tus visitas se conviertan en suscriptores de tu boletín de información.
  4. Puedes utilizar diferentes formatos como blogs, newsletters con información exclusiva, ebooks, infografías, guías, juegos, informes del sector (en formato PDF de descarga gratis e inmediata), cursos de vídeos tutoriales o webinars.
  5. Pero no todo vale. Si tu contenido es malo no conseguirás captar la atención de tu lector.

 

El marketing de contenidos ofrece todo un mundo de posibilidades tanto para las grandes como para las pequeñas empresas. ¿Te apuntas?