Mundo Sage

Tips para afrontar psicológicamente la vuelta a la oficina

Poco a poco regresamos a nuestros puestos de trabajo tras el confinamiento. Para muchos supone recuperar una rutina que ansiaban, pero también puede ocasionar ansiedad, temor o dificultad para adaptarse. Sigue estos consejos y tu vuelta al trabajo será mucho más agradable.

¿Necesitas sentirte seguro o no sabes muy bien cómo afrontar la vuelta a la oficina? No te inquietes, muchas personas sienten desasosiego o temor ante este proceso de vuelta a la “normalidad”. Hemos reunido una serie de consejos clave que han dado diferentes expertos en psicología para que tu regreso sea lo más llevadero y positivo posible.

 

No te adelantes a los acontecimientos

Intentar anticiparnos a lo que sucederá frente a la incertidumbre puede causarnos sentimientos y pensamientos negativos. Evita ese malestar viviendo el momento y no intentando adelantarte a los acontecimientos.

Vuelta a la normalidad progresiva

No intentar anticiparnos no quiere decir que no debamos planificar un regreso progresivo a la rutina. Es decir, ajustar nuestras horas de sueño, alimentación y rutinas en los días previos a volver a la oficina, para adaptarnos poco a poco y que todo sea más sencillo.

Gestiona tus expectativas

La “normalidad” a la que volvemos no es tal y como la conocíamos. Debemos asumir como parte de este proceso las medidas de higiene, distanciamiento social y restricciones, ello nos ayudará a gestionar nuestras emociones y centrarnos en todos los aspectos positivos.

No te sobreinformes

Estar pendientes todo el tiempo de las noticias puede generarnos ansiedad. En este sentido, es muy importante seleccionar muy bien la información (solo de medios serios) y evitar la sobreexposición a la información.

Busca motivaciones

Piensa en todo lo bueno que tiene la vuelta a tu lugar de trabajo y en lo que te motiva de esta situación, como el reencuentro con tus compañeros, las comodidades que tenemos en la oficina que no tenemos en casa para desarrollar nuestra tarea, la desconexión de la actividad profesional y personal que durante tantos meses hemos hecho malabares para compaginar, etc.

 

Haz actividades relajantes

La meditación o la práctica de actividades relajantes o gratificantes para nosotros nos ayudan a evitar los pensamientos negativos y a centrarnos en nosotros y en nuestras emociones.

 

Confía en tu capacidad y no pierdas el sentido del humor

Durante estos meses hemos demostrado la capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos y hacer frente a la adversidad. Este es un buen momento para confiar en nosotros y nuestra capacidad para adaptarnos positivamente a esta nueva situación. En este camino, mantener el sentido del humor es, como siempre, una herramienta esencial.