Editorial

En Sage hemos cuidado a las personas por encima de todo y primado su salud y seguridad, por Susana Hidalgo, People Director Sage Iberia

Después de tres meses desde el anuncio del estado de alarma, miro hacia atrás y me da la sensación de que todo lo vivido apenas ha durado unos pocos días, a pesar de haber sido probablemente, en lo personal, una de las peores experiencias de mi vida. Mi familia no ha sido inmune a la COVID-19, como las de muchos de nuestros compañeros de Sage y de nuestros amigos y conocidos. Mi padre ha estado muy grave, solo, sin saber mucho de él, salvo algunas noticias intermitentes acerca de su estado que recibíamos por parte de los sanitarios. Por lo tanto, empatizo con muchos de vosotros… y os mando un abrazo de corazón. Afortunadamente, él está en casa ya, recuperándose poco a poco.

Pero, por supuesto, lo importante de cualquier experiencia es aprender de ella, y de esta seguro que podemos “meter en una botella” grandes cosas para el futuro.

 

¿Cómo hemos vivido en Sage todo este proceso?

En Sage estábamos preparados para teletrabajar, no solo tecnológicamente, sino desde un punto de vista cultural. Incluso unos días antes del estado de alarma ya estábamos en casa el 100 % de la plantilla, atendiendo a nuestros clientes y a nuestros Partners como lo hemos hecho siempre. En este contexto, en la última reunión del equipo de Capital Humano, he preguntado cuál ha sido el aprendizaje que han obtenido en esta experiencia de no estar juntos cada día en la oficina: ¿Qué hemos aprendido? ¿Qué “metes en tu botella”? Estas han sido las principales respuestas:

  1. En primer lugar y por encima de todo, la preocupación por la salud y la seguridad de las personas.
  2. La flexibilidad y la rápida adaptación a entornos cambiantes. Siguiendo teorías darwinistas, “no sobrevive el más fuerte, sino el que más rápidamente se adapta a los cambios”.
  3. La unión de las familias, los amigos, los equipos de trabajo… ha sido increíble a pesar de estar físicamente separados. Ahora se lleva, a parte del teletrabajo, el “teleamor”. También hemos hablado de “la distancia que nos une”. La colaboración se hace más necesaria porque no nos vemos.
  4. La confianza plena en nuestros equipos, porque fuera de controlar por presentismo, por horas calentando la silla en las oficinas, las personas se orientan hacia objetivos. Responsabilidad solidaria.
  5. El optimismo y la resiliencia como elementos fundamentales para seguir adelante, incluso en los peores escenarios sanitarios y socioeconómicos. En Sage somos influenciadores en el sector de la pequeña y mediana empresa, que constituye el 99 % de nuestro tejido empresarial, y tenemos que estar a su lado para salir adelante.
  6. Extraer la oportunidad del problema, pero sin ser oportunistas.
  7. La transparencia y la comunicación como herramientas fundamentales para mantener esa confianza necesaria para que los equipos sientan que están atendidos y que se les cuenta la verdad.

En definitiva, hemos puesto en práctica un teletrabajo en el que nos hemos ocupado de las personas por encima de todo, atendiendo a sus necesidades desde el primer momento. Por eso, los 1.400 colegas de Sage Iberia, en España y en Portugal, han manifestado en las encuestas sentirse contentos de cómo se ha gestionado la obligatoriedad de trabajar desde casa.

Esto solo se puede hacer comenzando con una escucha activa a través de una encuesta periódica, Always on Listening, en nuestra intranet Your Sage, que nos ha permitido conocer las necesidades de nuestros empleados en cada momento. Además, se les ha ofrecido apoyo psicológico necesario a través del área de Health & Safety con la ayuda de sesiones con Psicólogos Sin Fronteras, junto con un equipo de voluntarios de Sage que han estado presentes virtualmente para hacer un seguimiento a quienes más lo necesitaban. También hemos aportado bienestar físico a las personas, con entrega en los domicilios de todo el material ergonómico (sillas, monitores, teclados, etc.) necesario para poder hacer de la manera más saludable y cómoda el trabajo.

La comunicación constante ha sido una herramienta primordial para informar sobre cualquier duda acerca del coronavirus, o sobre protocolos de actuación para prevenir contagios; en definitiva, para mantenernos seguros. Esto ha incluido información periódica de nuestro CEO, Luis Pardo, y de todos los miembros del Comité de Dirección, a través del Spain TV Live, con entrevistas en directo en las que los colegas podían preguntar directamente sobre sus inquietudes en cada momento. También nos ha permitido acompañarlos con consejos de expertos para poder mantener el equilibrio personal, el cuidado y la educación de los niños o familiares mayores mientras se trabajaba en casa. Y nos ha permitido seguir siendo solidarios ayudando a nuestras comunidades y fundaciones con voluntariado virtual desde casa junto con Sage Foundation.

También hemos tenido conversaciones, a través de nuestro proceso de evaluación de desempeño, para reorientar los objetivos hacia lo que ahora es prioritario con estas nuevas circunstancias. Es el momento de revisar cómo vamos a trabajar en el segundo semestre del año fiscal, en este nuevo entorno, y contribuir a que Sage siga siendo sostenible desde todos los puntos de vista. También debemos pensar cómo podemos ayudar a nuestros clientes y hacer las cosas de manera diferente, manteniendo la coherencia con nuestros pilares estratégicos: Customer Success, Colleague Success e Innovation.

En breve iniciaremos el proceso de desescalada, que haremos como en el proceso de confinamiento: siguiendo las directrices de las autoridades y sin hacer nada al margen de estas. Pero nos queremos adelantar para tenerlo todo preparado y adaptarlo en cuanto nos marquen el paso. Estamos ya trabajando en un plan que tiene como base fundamental asegurar la salud y la seguridad de todos, y que tendremos que implantar por fases. Un plan en el que estamos trabajando no solo el departamento de Capital Humano, sino conjuntamente en colaboración con Facilities, Legal, IT, Comunicación y Negocio.

Juntos lo vamos a conseguir una vez más. ¡Saldremos adelante!

 

Susana Hidalgo Otí
People Director Sage Iberia