Eventos

Asumir y gestionar el riesgo, clave para la innovación empresarial

Directivos de compañías de referencia han compartido las mejores prácticas para hacer de la innovación el motor del crecimiento sostenido.

La evolución de la cultura corporativa y la rentabilidad han sido las protagonistas del Think Tank “La innovación como factor clave del crecimiento empresarial” impulsado por Sage y organizado por Dir&Ge. Durante el encuentro, los directivos han señalado el diseño de estrategias alineadas con los objetivos y la elección de las soluciones tecnológicas más adecuadas como las claves para optimizar la rentabilidad de la innovación empresarial.

 

Claves para una cultura corporativa que impulse el crecimiento

En un contexto marcado por la incertidumbre, las empresas que consiguen adaptarse son aquellas que han hecho de la innovación la piedra angular de su cultura corporativa. Tener claras la misión y visión a largo plazo de la compañía y contar con una hoja de ruta para la transformación son elementos cruciales para el crecimiento del negocio. “Debemos identificar con precisión los problemas y necesidades de la organización para encontrar las soluciones y herramientas más adecuadas para solventarlas. Innovar atendiendo a modas resultará improductivo e ineficiente”, ha asegurado Alberto Provencio, CIO en Gestión y Técnicas del Agua (Gestagua).

Aunque asociar innovación a tecnología es una idea generalizada en muchos sectores, los directivos coinciden en el valor del factor humano y los beneficios de un correcto proceso de transformación para garantizar la adaptación a la realidad digital. “En muchas ocasiones es difícil conseguir que los integrantes de las compañías acepten los cambios de forma orgánica y natural. El aspecto más complejo de estos procesos es vencer esa resistencia y lograr una organización interna competitiva y preparada para gestionar un contexto de permanente cambio”, ha señalado Rafael Herranz, General Manager en Lenovo DCG.

En este sentido, la creación de un ecosistema interno que favorezca el desarrollo de una actitud innovadora debe partir de la alta dirección. Para Miguel Ángel Sánchez, Western Europe MIS Manager en Antalis, “una de las grandes barreras de la innovación es la visión cortoplacista en la consecución de resultados y la búsqueda de rentabilidad inmediata por parte aún de muchas compañías y comités”.

Al apoyo de la dirección, Ángel Urquiza, director de Innovación en Santalucía Seguros, ha añadido “la relevancia de las herramientas de comunicación interna y la implicación del área de recursos humanos para impulsar la transformación digital y potenciar la colaboración. Una infraestructura tecnológica adecuada ayudará a romper las fronteras entre departamentos y a conectar los ecosistemas interno y externo”.

 

La rentabilidad continúa siendo el gran objetivo de la innovación

Para qué, cuándo y cómo siguen siendo las preguntas que deben resolverse a la hora de innovar para impulsar el crecimiento empresarial. Todo proyecto transformador debe estar supeditado a un plan estratégico y a los objetivos de la compañía para resultar eficaz. “Las innovaciones deben contribuir a la cuenta de resultados, por eso es fundamental contar con una hoja de ruta específica que ayude a trasladar la visión innovadora a los KPI del negocio y a identificar las tecnologías más adecuadas para alcanzar, de la manera más rentable posible, las metas fijadas”, ha explicado Juan Navascués, Managing Director en Saargummi Ibérica.

Optimizar el retorno de la inversión es el principal reto de las empresas en materia de innovación. Pablo de la Puente, Information Systems Director en Gestamp, considera que “no se trata de invertir en las últimas tendencias tecnológicas o implementar las herramientas más punteras del mercado, sino de buscar la máxima rentabilidad en los procesos mediante la definición de una estrategia coherente con la propuesta de valor de la organización”.

Para ello, muchas empresas apuestan por asumir un riesgo controlado en la innovación mediante proyectos aislados o pruebas piloto. “Es recomendable llevar a cabo iniciativas y pruebas de nuevas metodologías de trabajo, procesos o soluciones tecnológicas a pequeña escala para descubrir aquello que funciona y aquello que no es viable o no aporta valor al modelo de negocio, para evitar riesgos posteriormente difíciles de resolver o que puedan implicar un impacto negativo en la organización”, ha afirmado Sébastien Clausse, Chief Technical Officer en Thales Alenia Space.

Por su parte, Fernando Lucero, Chief Information Officer en Iberdrola, ha destacado la importancia del enfoque data driven de las estrategias innovadoras. “Si algo ha evolucionado en los últimos años es la capacidad de las empresas para gestionar la información, no solo del cliente, sino del propio negocio. Optimizar y maximizar el valor de los datos ha de ser una de las prioridades de la innovación de cara a mejorar la cuenta de resultados”.

Más allá de las nuevas tecnologías, los directivos sostienen que innovar es buscar la forma de enriquecer los procesos para obtener un mayor rendimiento y aprovechar mejor los recursos. Carles Ransanz, Vice President Enterprise Market en Sage, ha concluido el encuentro resaltando el progreso colaborativo en la innovación empresarial. “Lo más notable de la transformación digital es la implicación de toda la organización en los procesos innovadores, antes solo reservados a las áreas técnicas de la compañía. La innovación está permitiendo que la gestión por silos vaya desapareciendo y los departamentos estén más integrados, lo que abre la puerta hacia un escenario organizativo mucho más transversal”.