Hablamos con...

Emiliano Caballero, director de Operaciones de Emiral: “Solo le pedimos a Sage lo que hemos recibido hasta ahora: respuestas”

Hace unos meses, esta consultoría de estrategia y operaciones de Madrid se unió a nuestro ecosistema como Partner de Sage X3. Su director de operaciones nos cuenta las claves de esta decisión y su visión de futuro.

Emiral nace en 2012. ¿Cuál ha sido vuestra estrategia y evolución en estos años?

Nuestra empresa no nace por vocación, sino por necesidad. En plena crisis, nos despiden de nuestras empresas de consultoría y decidimos unirnos mi socio, Alberto Sánchez, y yo para emprender por nuestra cuenta. Al principio empezamos como un Partner de Microsoft a dar ese servicio a clientes que confiaban en nosotros más que la empresa de la que veníamos. Desde 2012, hemos ido creciendo en esa línea, tanto en facturación como en plantilla. Hoy somos un equipo de 21 personas y, en esa senda de expansión, desde hace unos meses somos Partners de Sage, una línea de negocio que queríamos abrir hace tiempo.

¿Qué soluciones aportáis a vuestros clientes? ¿Cuál es vuestro valor diferencial?

Venimos de trabajar toda nuestra vida en Partners que eran grandes empresas multinacionales, en los que veíamos que normalmente el trabajo estaba muy automatizado, que los proyectos tenían unas metodologías muy estrictas, aun viendo que se podía hacer de otra manera. Nosotros nos propusimos mantener la relación con el cliente, que no fuese un “cliente cerilla” (en cuanto se apaga, lo tiras), sino seguir dándole servicio. Tenemos un trato más directo con este, aun a costa de dejar de ganar horas o proyectos por vender algo que no necesita. Nos interesa tener esa relación de cercanía y confianza que nos permite ser una pequeña empresa orientada al servicio y no a la venta de software.

Os habéis unido al ecosistema de Partners de Sage X3. ¿Por qué esta decisión?

La decisión vino de la mano de la diversificación. Teníamos una única línea de trabajo con Microsoft Dynamics AX y hemos visto que se estaba orientando más a la gran empresa. Nuestro tipo de cliente y nuestro mercado se quedaba un poco pequeño para ese nuevo producto que ha lanzado. Buscamos alternativas y nos hablaron muy bien de Sage, en concreto de Sage X3. Comentamos con algunos clientes esa nueva línea y les parecía interesante tenernos como proveedor y darles una alternativa si no les valiera el producto actual. Nos pusimos en contacto con Sage y ha sido todo muy rápido, fácil y bastante más beneficioso de lo que pensábamos.

¿Qué beneficios puede esperar el mercado del conector de migración de Microsoft Dynamics AX/Sage X3 que habéis desarrollado?

Hemos percibido que el cliente tipo que tenía las soluciones de Microsoft anteriores a 2012 es el mismo en el que podríamos implantar Sage X3. Pensando primero egoístamente en nuestros clientes y en esa visión de darles servicio, teníamos que brindarles una alternativa cuando el producto que tienen ahora se les quede obsoleto. Y esa alternativa pasa por Sage X3. El conector ayudaría a nuestros clientes o a cualquier empresa que tenga esa versión antigua a facilitarles la migración de información y de datos a otra plataforma, que suele ser lo más costoso en un proyecto de este tipo.

¿Qué le pedís o esperáis de Sage como Partners?

La verdad es que lo que hemos recibido hasta ahora: respuestas. Siempre que hemos tenido alguna necesidad Sage nos han respondido, y tener el apoyo del fabricante es un beneficio muy importante. Poder decir al cliente que vienes con el fabricante a enseñarle el producto, a resolver sus dudas, le da tranquilidad. Tienes todas las herramientas para que cada proyecto vaya bien.

¿Cuál es el principal reto al que se enfrentan las empresas? ¿Cómo puede ayudarles la implementación de Sage X3?

El principal reto que tienen ahora las empresas es adaptarse a las nuevas tecnologías, sobre todo al mundo cloud y SaaS (software como servicio). Nosotros venimos de productos on premise, es decir con herramientas instaladas dentro del cliente, y hoy en día casi todo el software y producto de ayuda a las empresas está en ese entorno cloud y SaaS. Sage está metida de lleno en esa línea para 2020 y eso implica que somos capaces de ofrecer a los clientes un producto orientado al futuro.

¿Cuáles son los objetivos que os habéis propuesto para el próximo año y cuál es vuestra visión de futuro?

Para el próximo año y los siguientes nuestro principal objetivo es asentarnos como Partner de Sage. Hemos conseguido recientemente firmar nuestro primer proyecto puramente Sage X3, y será un reto ser capaces de implementarlo bien para el año 2020. Queremos incorporar más gente y conseguir una línea Sage, si no equivalente de 50/50 con los productos Microsoft que tenemos, que cada vez tenga más peso dentro de Emiral, porque creemos que será la línea a tener en cuenta en nuestra empresa: ser Partners puramente Sage.