Punto de mira

¿Nos oxidamos como profesionales? Utiliza el Minio-Training

La formación reglada y la experiencia profesional no son suficientes para tener una actividad profesional eficiente en un mundo de cambio tan acelerado y disruptivo como el actual. Apúntate al Minio-Training como el mantenimiento continuo en aprendizaje.

En el tiempo de aprendizaje de Formación Profesional o de universidad construimos el molde para dar forma a nuestras acciones profesionales. El tiempo, el uso y los agentes externos hacen que este molde esté sujeto a nuevas exigencias que, si no son acometidas, pueden hacer perder su correcta funcionalidad.

Coloquialmente, el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define oxidarse como “la acción que hace que alguien o algo deje de funcionar correctamente”, y es precisamente eso lo que puede ocurrir en nuestro molde profesional si no hacemos un mantenimiento y una adaptación a las nuevas exigencias y requerimientos ambientales.

El polvo de minio es un mineral usado como base de una pintura antioxidante que protege los metales. Es la mejor metáfora para entender qué debemos hacer con nuestro molde profesional cuando da señales de oxidación.

La formación es a nuestra carrera profesional lo que el minio a la oxidación en los metales, por lo que podemos imaginar el concepto de Minio-Training como una solución de mantenimiento y mejora de nuestra actividad profesional continua.

 

Qué es el Minio-Training

Algunos pueden etiquetar el concepto de Minio-Training como formación continua, otros como Micro-Learning, etc. Lo importante es tener una herramienta y un proceso consciente donde evitemos la “oxidación” de nuestros comportamientos y conocimientos profesionales.

Estaremos aplicando Minio-Training cuando incorporemos a nuestra agenda cotidiana los espacios necesarios para aprender nuevos términos, conceptos, ideas, visiones, relaciones… que hagan brillar y ser más eficiente nuestro molde profesional.

Una vez más, la solución estará en nuestras manos buscando e integrando aquellos espacios que provean de esta capa antioxidante.

 

Redes sociales

  • LinkedIn proveen de un timeline rico en contenidos profesionales. En lecturas cortas pero cotidianas nos permite este repintado que luego podrá lucir en nuestra productividad profesional.
  • Además, estos contenidos escritos o divulgados por profesionales son un argumento de conexión y relación que nos abre puertas de comunicación personal enriquecedoras.

 

e-Learning

  • Existen muchas plataformas de aprendizaje online en las que itinerario y carencia de estudio los marca uno mismo. Una de ellas es la plataforma Sage Business Pro, una iniciativa que Sage pone en marcha con la Sales Business School para impartir un programa formativo gratuito para todos sus clientes.
  • En términos de negocio, Sage Business Pro es un buen ejemplo donde desarrollar un plan formativo para limpiar este oxido del día a día profesional. Con ello puedes aprender, recordar y reciclar simultáneamente.

 

Conferencias presenciales o virtuales

  • Son un espacio de reciclaje muy interesante.
  • En redes sociales se publican continuamente y constituyen una magnífica oportunidad para que, con poco tiempo, puedas tener un retorno importante en adquisición de conceptos, inspiración de ideas, compromisos profesionales propios…

 

Red profesional

  • Una red cualificada ofrece la oportunidad de interactuar muy agradablemente. ¿O no es un placer un desayuno o comida con un contacto profesional donde intercambiar experiencias y reafirmar proyectos?
  • La palabra con sensaciones tiene una fuerza inimaginable: mezclar conocimiento y amistad es una combinación explosiva.

 

Publicar, escribir, divulgar

  • Siempre es un reto de autoconocimiento. Verbalizar nuestras inquietudes, ideas, ilusiones, conocimientos, etc., supone un ejercicio previo de estructuración, análisis y documentación muy recomendable.
  • Obligarse periódicamente a ofrecer nuestros contenidos de conocimiento y experiencia es un ejercicio muy valioso de autoformación.

 

Formación estructurada en centros educativos

  • Es la formación tradicional que, en formatos más largos o cortos, más presenciales o virtuales, internos corporativos o externos, supone la oferta más conductista que podemos encontrar.
  • Es bueno conocerla, buscarla y tenerla en nuestros favoritos para que cuando aparezca la necesidad y la oportunidad podamos echar mano de ella fácilmente. Hay que buscar centros oficiales, acreditados en experiencia y en oferta.

 

La importancia de la formación en nuestro perfil profesional

En nuestro ámbito profesional es irrenunciable tener consciencia de mantenimiento de nuestro molde profesional. Este molde, tal como se define hoy en día, tiene dos dimensiones:

  1. Características core para el desempeño (hard skills) relacionadas con habilidades de tipo técnico o de aplicación de herramientas y que en un momento digital como el actual estarán sujetas a cambios y evolución continuos.
  2. Habilidades de aplicación (soft skills) relacionadas con la inteligencia emocional, la capacidad de comunicación, el trabajo en equipo, el liderazgo, la resiliencia…, muchas de ellas susceptibles de ser aprendidas, recicladas o entrenadas con el consejo de especialistas

Todos estos escenarios de aprendizaje no implican grandes inversiones de dinero ni de tiempo, todo lo contrario. Apostamos por el concepto Micro-Training que, a modo de manteniendo continuo, vaya eliminado el óxido de la rutina, de la autosuficiencia, de la falta de ambición, de la desidia… con la capa de “minio” que nos haga más atractivos y eficientes.

Que el Minio-Training forme parte de nuestra planificación profesional y nuestra actitud personal: siempre lo recién pintado evoca buenas sensaciones.

Suerte y aciertos.

 

Ignasi Vidal
Inquieto en la creación de valor a partir del conocimiento y las relaciones, Ignasi es profesor asociado en EADA Business School.