Best Practice

Endal crece integrando su negocio con Sage X3

Gracias a su estrecha relación con Grupo Azeta, han podido disfrutar de una transformación digital exitosa, que les ha permitido crecer y trabajar con comodidad, seguridad y precisión.

Endal lleva casi cuatro décadas fabricando envases y bobinas de aluminio y plástico. Comenzaron su andadura en San Vicente del Raspeig, Valencia, no solo enfocados en diseñar y fabricar envases, sino investigando para entender las necesidades de sus clientes y mejorar sus productos día a día.

“Cualquier empresa familiar debe de luchar por conseguir sus sueños. En nuestro caso, hemos llenado nuestros días de honestidad y confianza, buscando en todo momento la máxima calidad como meta. Son estos los valores que nuestro padre nos ha inculcado durante toda su vida y mediante los cuales ha conseguido muchísimos éxitos, convirtiendo la empresa en un referente dentro de su sector”, cuenta Jaime Ortuño, director comercial de Endal.

 

Crecimiento constante

“En 1980 nace Endal, formada por dos socios, Jaime y Juan. Desde siempre, la relación entre todos fue más allá del aspecto laboral, convirtiéndonos en una gran familia. Durante sus primeros pasos, ambos comenzaron a diseñar máquinas capaces de fabricar envases de aluminio. Muchos años de duro trabajo y mejoras desembocaron en lo que es a día de hoy Endal, un equipo humano de más de 40 personas que no solo se dedican a fabricar nuestros productos, sino que están en constante contacto con los más de 3.000 clientes que tenemos y, de este modo, entender sus necesidades presentes y futuras”, explica Jaime Ortuño.

En la actualidad, “gracias a una política de trabajo clara y concisa hemos ido creciendo año tras año y ahora somos los principales fabricantes de envases de aluminio a nivel nacional, además de tener presencia en varios países de Europa y África”.

 

Integración son Enterprise Management (Sage X3)

Endal fabrica a diario más de un millón de envases de diferentes referencias y necesitan que la producción se comunique directamente con  el sistema informático para controlar los stocks.

“Esto es posible gracias a Enterprise Management (Sage X3), ya que las pantallas de trabajo instaladas en cada máquina dan visión de las órdenes de trabajo planificadas y nos permiten realizar los seguimientos de materiales, lotes, etc. De esta forma, dicho seguimiento se integra automáticamente en Enterprise Management (Sage X3) y nos mantiene informados en todo momento, tanto del estado de la máquina como de la producción diaria. Pudiendo evaluar de este modo la eficiencia de nuestro trabajo”, detalla su director comercial.

 

Compañeros de viaje

En todo este camino, “Grupo Azeta es nuestro compañero de viaje, porque es capaz de ayudarnos a llevar ese control perfectamente, mediante la integración de nuestra producción y Enterprise Management (Sage X3). Además, gracias a que disponemos de nuestros datos en la nube, servicio gestionado por ellos, nuestros vendedores saben a tiempo real las referencias que se están fabricando para poder cerrar cualquier venta. Podemos tener la información relevante en nuestros dispositivos móviles”, explica Jaime Orduño.

La relación entre Endal y Grupo Azeta va mucho más allá. “Nos une una relación de amistad y cariño a ellos, y de una manera particular a su fundador, Antonio García. En definitiva, hemos ido creciendo junto a Grupo Azeta durante todos estos años. Gracias a ellos hemos disfrutado de una transformación digital exitosa, pudiendo trabajar con comodidad, seguridad y precisión. Estando en todo momento, actualizados al máximo”, finaliza el director comercial de Endal.