Punto de mira

Tesorería y digitalización: una combinación ganadora

El mundo que nos rodea está lleno de información. En los últimos años, la tecnología ha permitido captar más y más información y guardarla como datos. Incluso en los últimos tiempos ha llegado a ser más fácil y más barato simplemente almacenar las cosas, ordenando lo que es útil y tirando lo que no necesitamos.

Somos una sociedad de acaparadores digitales. Y somos muy muy afortunados de vivir en una época que no solo nos permite atesorar estas cosas, sino que nos da las herramientas necesarias para ordenar y extraer “pepitas de oro de información”. ¿Qué quiero decir con “pepitas de oro”? Estoy hablando de cómo una sencilla percepción puede convertirse en una acción rentable:

  • Un minorista puede darse cuenta de si un producto se está vendiendo a cientos o miles de personas en lugar de a decenas.
  • Un fabricante puede darse cuenta de que un pequeño ajuste en su línea de producción podría permitirle mejorar la demanda de un producto en el mercado a corto plazo.

Este tipo de cosas, hasta hace muy poco, eran un sueño para la mayoría de las organizaciones.

 

Transformación digital: del Big Data a la PSD2

Hoy en día, una vez pasado todo ese revuelo creado en torno a la “novedad” del Big Data, estamos llegando a un punto donde las empresas empiezan a ser productivas; todos sabemos que el valor está ahí y la extracción de datos es un problema que implica “comerse la cabeza” y pensar. Pero ahora es práctico hacerlo y los resultados son positivos. Cada vez más, el énfasis se está alejando del “¿por qué?” y se dirige hacia el “¿cómo?” y el “¿cuándo?”.

La preocupación más inmediata para muchas organizaciones es hacer uso de los datos y la información recogidos por los grandes motores de las aplicaciones que alimentan sus empresas.

A menudo se trata de los sistemas financieros, tiendas web o sitios web. Estos reúnen gran variedad de datos y relacionar estos en plataformas de Big Data o Business Intelligence es importante para el negocio. Si una empresa tiene las habilidades, el impulso y la financiación, puede constituir una mejora evolutiva en su capacidad de crecimiento.

Las empresas que usan Business Intelligence y Big Data obtienen una visión práctica de sus datos, y esto es algo que también es vital para otra función: la tesorería. Puedes tener toda la visión del mundo relacionado con tus clientes, competidores o la fabricación, pero actuar según esta información es imposible sin una idea clara de los recursos que te pueden ayudar.

¿Los tipos de cambio van a trabajar a tu favor? ¿Hay, literalmente, dinero suficiente en el banco o suficientes cuentas a cobrar para financiar una expansión o invertir en el éxito a corto o largo plazo de una nueva unidad? El Big Data y el Business Intelligence no son nada sin el acceso a la integración de los datos para obtener las ventajas que producen. Solo por esta razón, la conexión de tesorería y gestión de efectivo con las soluciones de gestión empresarial y plataformas de Business Intelligence pueden generar una ventaja competitiva seria.

 

“Encima de la mesa”: foros sobre tesorería transaccional y mucho más

Un claro ejemplo de que son temas que interesan (y mucho) a los profesionales del sector financiero es la proliferación de iniciativas, eventos, etc., sobre esta temática.

Una cita imprescindible del sector de finanzas digitales han sido las dos recientes ediciones del Foro de la Comisión de Tesorería Transaccional celebradas los pasados 30 de enero y 14 de febrero, en Barcelona y Madrid, respectivamente. Se trata de sendos puntos de encuentro del sector que contaron con la presencia de grandes bancos, empresas de software, Fintech y consultoras.

Durante las jornadas se trataron temas como “Supply Chain Finance, ¿sustitutivo o complementario del Factoring/Confirming en la era digital?”; “PSD2, ¿la nueva revolución SEPA para las empresas?”; “Tratamiento del FX. Entidades financieras vs. Fintech” y “Digitalización en la tesorería transaccional: una mirada hacia el futuro de la tesorería transaccional” (esta última con la participación de David Gómez Mena, Product Manager de Sage España).

 

Tesorería transaccional

“Los financieros tenéis que saber la melodía, pero no os agobiéis, pues no hace falta que sepáis la letra”, afirmó David Gómez Mena. Según él, en estos momentos los departamentos financieros y en concreto los tesoreros se enfrentan a muchísimos retos (PSD2, transformación digital, lucha contra el fraude…), y afrontar retos como estos sin ayuda es prácticamente imposible. Por esta razón es básico, por una lado, tener armas para luchar en forma de soluciones informáticas y, por otro, contar con aliados, especialistas en estos retos como Sage que permitirán a las empresas poder dedicarse a su negocio y no a temas donde se requiere la participación de expertos.

Para Gómez Mena, la transformación digital en las empresas españolas, principalmente en lo que respecta a la tesorería, pasa principalmente por la revisión, modernización, automatización y estandarización de una serie de procesos y tareas relacionados, para buscar la máxima eficiencia de estos, mayor productividad y reducción de costes.

 

Aspectos de la transformación digital

Además, en este evento especializado se repasaron los principales aspectos en los que las empresas españolas están materializando esta transformación, como la estandarización de los procesos de pago y la implementación de elementos de control en los circuitos de firmas y transmisión de pagos/cobros a los bancos que permitan, además de reducir costes, protegerse contra intentos de fraude y aumentar la inmediatez y visibilidad a lo largo de la cadena de pagos, independientemente del tipo de empresa, número de bancos y presencia geográfica.

Otros aspectos que destacó fue la homogeneización de la operativa de obtención y tratamiento de información tanto de fuentes externas (bancos, mercados) como a nivel interno; o los procesos interconectados, con el objetivo de optimizar las tareas de obtención de previsiones, presupuestación, contabilización, conciliación contable y de pagos.

Además, incidió en la simplificación de la actividad, en el análisis de los datos y de la información disponible, así como en la máxima productividad y eficiencia tecnológica en el uso de recursos técnicos y de sistemas.

Hay aspectos fundamentales como saber si vas a tener números rojos Por culpa de la no transformación digital en las empresas, muchas de estas que no se han subido a esta ola quebrarán. Por tanto, es vital dotarse de comunicación bancaria y obtención de información de pagos y cobros de modo automático, para así poder tomar decisiones sobre tesorería. En la actualidad, la mayoría de las empresas gestionan mal su capital circulante o lo gestionan a base de tareas manuales, rutinarias y tediosas, cuando la transformación digital les permite poder abordar este y otros muchos más retos.

 

Soluciones especializadas (TMS) y Cloud

Para finalizar, Gómez Mena señaló que, para cumplir con estos objetivos, los departamentos de tesorería están valorando o adoptando, en mayor o menor medida y de forma gradual, nuevos instrumentos como:

  • Comunicación bancaria automatizada con bancos nacionales e internacionales.
  • Integración con los ERP para obtener información de cobros y pagos.
  • Herramientas de Business Intelligence para tomar decisiones anticipadamente sobre el capital circulante.
  • Herramientas especializadas para la lucha contra el fraude en los pagos.
  • Hubs de pagos y conectividad con bancos, Open banking/API.
  • Payment Factory/POBO/COBO (pagos y cobros por cuenta de).
  • VAM-Cuentas virtuales.
  • Pagos Instantáneos.
  • DLT-Blockchain.

La transformación digital supone básicamente “modernización”. Por tanto, se antoja muy importante una revisión de la forma de hacer determinadas cosas (para mejorarlas). Las empresas han de plantearse una revisión de los procesos que soportan cada una de las funciones de tesorería y, en general, de los departamentos financieros.

Tenemos que hacer las cosas de una forma más eficiente, para ahorrar tiempo y costes, pero también para reducir errores, incidencias y, fundamentalmente, para tener un mayor control/seguridad y más visibilidad/rapidez en disponer de la información.

Las empresas han de establecer nuevos procedimientos para conseguir:

  1. Automatización: menos trabajo manual/menos errores.
  2. Control: más seguridad/menos riesgos.
  3. Visibilidad: más información/más rápido.

Por todo lo anterior, no está de más que los departamentos financieros reflexionen sobre si actualmente están “disfrutando” de la mejor solución especializada para la gestión de tesorería y de conectividad banco-empresa.

 

Fernando Merino

Responsable de Marketing de Producto de Sage XRT Treasury y Sage Business Cloud Enterprise Management en España.