Editorial

La tecnología cambia el perfil de los puestos de trabajo, por Ignasi Vidal Díez, Manager Education & Training Indirect Sales de Sage

Todos, en efecto, todos los puestos de trabajo están afectados por la tecnología y las comunicaciones, que dan lugar a nuevos estándares de productividad, nuevas líneas de comunicación, nuevas expectativas en el servicio y nuevas habilidades profesionales.

Esta evolución continua implica que los planes de formación y reciclaje sean imprescindibles para redecorar los escenarios profesionales de acuerdo a las nuevas exigencias. La formación debe proveer de conocimientos, pero también de motivaciones para proceder y aplicar esta evolución continua.

En Sage entendemos que la formación debe abrazar de manera global todos los equipos de trabajo que crean valor para la organización y para el cliente. La respuesta a este planteamiento es un nuevo Programa 360º de Formación y Certificación, que se construye a partir de tres pilares fundamentales:

  • Competencias de Negocio. Todos los implicados en el desarrollo de negocio de la organización están obligados a entender y a aplicar las nuevas variables de digitalización en la relación con el cliente. Sus necesidades, acercamiento, expectativas, fidelización… están cambiado continua y radicalmente, por lo que aplicar nuevas herramientas de productividad comercial y nuevos discursos y conceptos de captación de atención del cliente será imprescindible.
  • Habilidades Estratégicas. Detrás de toda decisión de negocio no puede haber improvisación o irracionalidad, los fallos en este sentido se pagan muy caros. La estrategia pasa a tener un valor fundamental en la construcción de los planes de futuro. Tener mentalidad estratégica, aplicar modelos de decisión acertados o trabajar los laboratorios de ideas permite proyectar el futuro con más garantías.
  • Conocimientos técnicos. Cuando se ofrece un software como solución a la gestión de la empresa, cuanto más se conozcan las funcionalidades, la capacidad de adaptación a procesos empresariales y la potencia en exploración de datos, mejor estaremos construyendo la solución de valor añadido para el cliente.

Con el desarrollo de un programa de formación ambicioso los beneficios serán inmediatos y con múltiples derivadas:

  • Para los asistentes, una mayor autoconfianza profesional, al poder construir soluciones y relaciones más consistentes.
  • Con clientes más satisfechos, ya que probablemente será más fácil superar las expectativas que tenían presupuestadas.
  • Mejor rentabilidad empresarial vinculada a la gestión eficiente de los procesos de creación de valor.
  • En la propensión al cambio, el cual, a modo de círculo virtuoso, cuanto más se practica, mejores resultados se obtienen.

Queda claro que un programa de formación puede ser una magnifica razón para dinamizar nuevos comportamientos, habilidades y resultados; la dirección empresarial debería tener un papel promotor determinante para el éxito esperado.

Dicen que la información es poder, y quizás la formación sea energía, una energía que mueve la organización empresarial en sus diferentes actuaciones. El Programa 360º de Formación y Certificación debe proveer este flujo de energía al Canal de Sage para que le dote de nuevas dimensiones, competencias, visiones…

Os animamos a participar activamente, a promover su desarrollo y a desarrollarlo positivamente para que en los próximos años se consolide como una fórmula de éxito para todos.

 

Ignasi Vidal Díez

Manager Education & Training Indirect Sales de Sage