Editorial

Cinco tendencias que marcarán el mercado del ERP en 2019, por Robert Sinfield, Vice President ERP en Sage

Las empresas de hoy en día confían en todo tipo de software para ayudarlas a maximizar su productividad y mantener su desarrollo de la manera más eficiente posible, desde el proceso de pagos hasta la generación de inteligencia empresarial, pasando por la gestión de las interacciones con los clientes.

Una de las herramientas más importantes es el software de planificación de recursos empresariales (ERP), que ha sufrido fuertes cambios desde los monolíticos sistemas de requisitos materiales (MRP) hasta integrar, en la actualidad, todos los procesos esenciales para administrar una empresa, permitiendo interpretar todos los datos para proporcionar información en tiempo real. Este mercado no muestra signos de desaceleración, y en ese contexto para Sage estas son las cinco claves que marcarán esta industria en 2019:

– Todo está en la nube: la adopción cloud ha crecido en prácticamente todos los departamentos de la empresa en 2018, y las compañías aceleraron sus proyectos de implementación e integración para transformar sus principales áreas de actividad. Como tal, la transición a sistemas ERP alojados en la nube es cada vez más convincente y en 2019 se alcanzará el punto de inflexión y el ERP en la nube se asentará en el mercado. Las empresas se están dando cuenta de que ofrecen las mejores soluciones a los desafíos actuales, y se estima que este mercado alcance los 30.000 millones de dólares en 2021. El ERP alojado en la nube se convertirá en la opción predeterminada para aquellas empresas que buscan crecer y modernizar los procesos de negocios en un entorno cada vez más competitivo.

– Un paso más para la Inteligencia Artificial (AI) y el Machine Learning: no es una sorpresa que la Inteligencia Artificial y las capacidades de aprendizaje automático están configuradas para desempeñar roles clave en el futuro del software ERP. Estas herramientas ofrecen una gran variedad de beneficios, en particular la capacidad de automatizar procesos, aumentar la eficiencia, generar ideas y mejorar la toma de decisiones. Entre sus aplicaciones, la (AI) permite ahorrar a las empresas gran cantidad de tiempo al sacar a la luz cualquier anomalía en los datos; ayuda a identificar posibles problemas antes de que ocurran, lo que evita que el tiempo de inactividad y genera ahorros; permite el uso de drones, útiles herramientas de gestión de inventario dentro de grandes plantas de fabricación; y facilita que el personal tome decisiones más inteligentes en operaciones, logística y fabricación.

Con todo esto en mente, la integración de las herramientas de aprendizaje automático e IA con el ERP se acelerará en 2019 a medida que las empresas interioricen la gama de beneficios que ofrecen.

– El ERP, en la cresta de la ola: con el Internet de las Cosas (IoT) sin signos de desaceleración, los fabricantes invertirán más en soluciones periféricas que complementen el ERP para mejorar y ampliar sus sistemas centrales y aumentar su productividad en 2019. Esto simplificará la comunicación entre UN número cada vez mayor de dispositivos IoT y ayudará en la interpretación de los datos que se recopilen, lo que proporcionará a las empresas una mejor supervisión de las operaciones de su cadena de suministro y acelerará la toma de decisiones. También puede mejorar la inteligencia de negocios, pues permite a las empresas monitorizar las operaciones de las máquinas desde cualquier lugar del mundo y realizar análisis en tiempo real para rastrear el mantenimiento y minimizar las interrupciones.

Además de estos beneficios, las soluciones periféricas basadas en IoT continuarán siendo más asequibles en los próximos meses, lo que impulsará cada vez a más fabricantes a implementar esta tecnología en 2019.

– Datos por todas partes: Los datos se han convertido en uno de los activos más valiosos para las empresas y en algo de lo que todas ellas dependen. Por tanto, contar con un sistema ERP que esté basado en datos y que ofrezca la capacidad de acceder, analizar y presentar los datos de una manera que los empleados puedan entender será más importante que nunca en 2019.

Recolectar grandes volúmenes de datos ya no será suficiente. Las compañías deben poder utilizar estos datos de la manera correcta si desean capitalizar los diversos beneficios operativos que tiene el potencial de proporcionar. En 2019, las organizaciones no solo estarán recolectando datos a través de su sistema ERP, sino que los usarán para impulsar sus operaciones, responder a los cambios del mercado y, quizás lo más importante, informar de la estrategia futura.

– El blockchain emerge: aunque aún en una etapa incipiente, en los próximos meses surgirán nuevos casos de uso de blockchain en el ERP, especialmente en lo que se refiere a fabricación. La gestión de la cadena de suministro ya está demostrando tener un potencial significativo como aplicación temprana de blockchain ERP debido a la visibilidad y la trazabilidad que proporciona. Mientras, en lo que respecta a la visibilidad, los sistemas ERP de blockchain pueden permitir a todos los involucrados rastrear el trayecto de un producto desde la balda de la fábrica hasta la estantería del minorista, sin tener que preocuparse por la pérdida o manipulación de los registros. Además, se pueden automatizar los procesos de negocios con el uso de “contratos inteligentes”, que imponen una relación con código criptográfico.

En definitiva, la industria del ERP va a seguir sufriendo muchos cambios que, sin duda, repercutirán positivamente en materia de productividad, eficiencia y, por ende, crecimiento a aquellas empresas que se suban al tren de la digitalización. En Sage  pronosticamos que 2019 va a ser el año de la verdadera irrupción tecnológica en el sector del ERP y es necesario que las compañías sean conscientes de los beneficios que la Inteligencia Artificial, el blockchain o el Machine Learning pueden aportar a sus negocios.

 

Robert Sinfield,

Vice President ERP en Sage