Eventos / Mundo Sage

Sage, patrocinador de Diálogos para el Desarrollo en Madrid

En esta ocasión, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Manuel García-Margallo reflexionaron sobre el nuevo orden socioeconómico mundial.

Bajo el lema “Nuevo contexto, nuevas formas de hacer” tuvo lugar, el pasado 13 de noviembre en Madrid, una nueva cita del foro empresarial Diálogos para el Desarrollo. En el encuentro participaron los exministros Alfredo Pérez Rubalcaba y José Manuel García-Margallo, quienes coincidieron en la necesidad de apostar por las nuevas tecnologías, la educación y la formación para lograr un tejido empresarial competitivo y adaptado a la realidad.

El acto, organizado por Management Activo y patrocinado por Caser Seguros, IberCaja y Sage, sirvió para profundizar con los asistentes, entre otras cuestiones, en asuntos como los retos, oportunidades y desafíos internos de las empresas en Madrid, así como en las claves para ser competitivos y aumentar la productividad.

Orden socioeconómico mundial

El exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Gobierno de España entre 2011 y 2016, José Manuel García-Margallo, habló de materias relacionadas con el nuevo orden socioeconómico mundial, además de reflexionar sobre la internacionalización y la productividad como palanca de la transformación y de cómo abordar la modernización permanente.

Margallo mostró su preocupación por asuntos como la fragmentación del Parlamento, el debilitamiento de los grandes partidos, la polarización de la vida política y la falta de reformas. “Si a eso le unimos la incertidumbre jurídica y la imposibilidad de hacer reformas de calado, nos encontramos con un panorama mucho más preocupante y con un horizonte mucho menos despejado que el que hemos vivido estos años”, indicó.

Por ello, el exministro insistió en “la necesidad de recuperar los consensos y alumbrar el periodo de prosperidad que España ha tenido a lo largo de estos años”.

Competitividad

Margallo explicó que en todo este panorama socioeconómico “la competitividad es la regla del juego”. Manifestó que, en una economía abierta, el aumento de la productividad es la norma de oro para tener un sistema económico que permita salarios más dignos sin alterar la competitividad y mantener el Estado del bienestar, y eso conlleva hablar de educación, de formación y, fundamentalmente, de nuevas tecnologías. “Hay que incorporarse a esas nuevas economías, esa economía del siglo XXI, y adaptar nuestro tejido productivo a una realidad que va a ser completamente distinta a la que nosotros hemos vivido y estamos viviendo”, señaló.

Diez años después de la crisis

Por su parte, el exministro de Interior del Gobierno de España Alfredo Pérez Rubalcaba recordó que hace unos meses se cumplieron los diez años de la crisis de Lehman Brothers, la cual supuso el comienzo de la crisis internacional y acabó llegando a Europa y, especialmente a los países del sur, entre ellos a España. El exministro analizó la situación española después de esos 10 años y las necesidades para que ese escenario no vuelva a repetirse.

“La crisis ha sido devastadora para nuestro país, sobre todo en términos de destrucción de empleo, y ha dejado una huella muy preocupante: la desigualdad”, indicó. “Hay españoles, muchos españoles, para los que la crisis todavía está ahí”, subrayó.

Además, apuntó que “parece haber un consenso muy amplio en que nuestro país necesita mejorar sus capacidades tecnológicas, que es tanto como hablar de educación, de investigación y de desarrollo”. En este sentido, indicó la importancia de adoptar grandes acuerdos entre las formaciones políticas.

“En la sociedad el conocimiento, los países prosperan en función de lo que sus ciudadanos son capaces de investigar, de innovar, y se relaciona, por tanto, con la educación que reciben”, comentó.