Out of office

Smart cities, las diez ciudades mejor preparadas para el futuro

El ranking Smart Cities Index 2017 de EasyPark evalúa a 500 ciudades de todo el mundo en veinte categorías, desde tecnología hasta gobernanza o calidad del sistema educativo.

¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro? Por supuesto, tienen que apostar por la tecnología en digitalización, conectividad, presencia de start-ups en su tejido empresarial,  adopción de smartphones, etc. Pero también por la eficiencia energética, la sostenibilidad, la movilidad, la calidad de vida, la participación ciudadana… Así hasta una veintena de apartados son tenidos en cuenta para valorar los modelos de las smart cities del futuro.

 

Copenhague, a la cabeza

La capital danesa reúne muchas de las cualidades de las ciudades del futuro. Ya en 2014 recibió el Smart City Award y el premio a Capital Sostenible Europea de la Comisión Europea. Desde entonces, su avance como ciudad inteligente no ha parado. Apuesta por las energías renovables, lucha contra las emisiones contaminantes, goza de amplios espacios verdes, transporte eficiente e iluminación inteligente, entre muchos otros apartados.

De hecho, se ha convertido en un centro de iniciativas tecnológicas de referencia. Como ejemplo, su amplia red de infraestructura digital, que permite el fácil acceso a la información pública, potenciando así el desarrollo de una sociedad altamente participativa.

 

Singapur y Estocolmo completan el podio

Hace unos años la ciudad-estado de Singapur puso en marcha un proyecto con el que sueña y busca convertirse en el primer país inteligente del mundo. La sanidad, la educación, la movilidad o la agricultura, todo va a llevar consigo el adjetivo smart y girar en torno a la tecnología.

En movilidad, por ejemplo, existen aplicaciones digitales que informan acerca de la velocidad a la que circula cada autobús y cuánta gente se encuentra en él, y que facilitan el acceso a información en directo de interés para el ciudadano. Además, circulan coches autónomos a modo de transporte público por la ciudad. Son solo ejemplos de una búsqueda permanente por usar el big data para mejorar la calidad de vida de las personas.

La medalla de bronce se la lleva Estocolmo, una ciudad que reúne en la plataforma Smart City Sweden a los actores gubernamentales y no gubernamentales para desarrollar iniciativas inteligentes y sostenibles. Además, la ciudad sueca, con un 52 % de energía proveniente de fuentes limpias, es la que más apuesta por las energías renovables.

Sumado a esto, la ciudad sueca posee un alto grado de digitalización con prestaciones como tabletas en todos los centros educativos, biblioteca virtual, proyectos de planificación urbana en tiempo real, iluminación inteligente y sensores que encienden o apagan la luz a medida que las personas se acercan o se alejan, entre muchas otras iniciativas inteligentes.

 

Las diez mejores

Estas son las urbes que completan la lista de las diez ciudades mejor preparadas para el futuro. Su fuerte apuesta por las zonas verdes le ha servido a Zúrich para ocupar el cuarto puesto. Le sigue Boston en un merecido lugar gracias a su destacada posición en educación, cuna de dos centros punteros como el MIT y la Universidad de Harvard.

Tokio y su gigantesca red de transporte, que utilizan 14 millones de personas al año, ocupan el sexto puesto. San Francisco y su Silicon Valley encarnan la innovación mundial por excelencia y llevan a esta ciudad al séptimo lugar de la lista. La economía colaborativa y su firme apuesta por las empresas emergentes hacen que Ámsterdam se sitúe en el octavo lugar de este ranking.

Cierran la lista Ginebra y Melbourne. La ciudad suiza hace años que busca reducir el consumo de energía, aumentar la eficiencia energética, promover las energías renovables y prohibir la construcción de nuevas centrales nucleares. Mientras, la australiana obtuvo la mejor puntuación de la clasificación en el apartado de conectividad 4G.