Out of office

Viajar con el paladar

La gastronomía es cultura. Nos cuenta una historia, la de los pueblos, a la vez que nos traslada a través de sus sabores. Te proponemos un viaje por culturas lejanas y otras no tanto, pero todas deliciosas.

Perú, el arte de la fusión

Su ceviche es reconocido en todo el mundo. Pero la cocina peruana es mucho más. Es lomo saltado, picante cuy, ají de gallina, papa rellena y papa a la huancaína, rocoto relleno, suspiro de limeña, mazamorra morada, arroz con leche… Considerada una de las mejores del mundo, su éxito radica en atesorar los secretos culinarios prehispánicos y coloniales y fusionarlos con las más deliciosas gastronomías de Oriente y Europa.

Además, es una cocina apta para todos los bolsillos. Por supuesto, chefs de renombre en todo el mundo nos ofrecen sus delicias en restaurantes de primer nivel. Pero Lima, y Perú en general, está llena de rincones culinarios accesibles con platos exquisitos y a precios muy asequibles, como los tradicionales huariques, fondas o pequeños restaurantes con mucho arte que salpican la ciudad.

 

Japón, una comida de evolución

Los platos japoneses son fiel reflejo de las transformaciones políticas y sociales, decisivas en la cocina que han practicado los nipones a lo largo de su historia. Como ejemplo, las tradicionales restricciones al acceso de carne que trajeron consigo elaboraciones como el tofu o el miso; o la posterior apertura a rutas occidentales que propició la tempura (mezcla de la fritura de españoles y portugueses con cocinados japoneses); o el inicio más reciente del consumo cárnico, sobre todo al estilo de sus vecinos coreanos y chinos en salteados o a la plancha.

Así, si viajas con el paladar a Japón, te transportarás por su historia a través de platos como el onigiri (riquísima bola de arroz rellena), o los pescados y mariscos crudos del sashimi o del popular sushi, los fideos udon o soba, la técnica de cocción teriyaki o el pastel mochi, entre miles de otros platos del país.

 

India, el triunfo de las especias

Una cocina para chuparse los dedos. Nunca mejor dicho, porque la gastronomía india encierra mucho más que platos que saborear. Supone rituales, como comer de un solo plato varias personas y con la mano derecha u ofrecer comida a los animales para atraer la prosperidad; también incluye normas de educación, como no rechazar nunca la comida que te ofrecen porque supondría una ofensa.

Las especias son las reinas de los fogones indios y suponen una explosión de multitud de sabores. La India es un país inmenso, al igual que su variedad culinaria, difícil de simplificar. Como muestra, el tradicional guiso de lentejas dhal, el pollo tandoori, las gambas con curry, el biryani de cordero, el arroz basmati, el pan chapati, naan o badgeri roti, entre infinitas posibilidades.

 

Francia, la sofisticación a la mesa

Un delicado equilibrio entre colores, texturas y olores, la diversidad de materias primas y las técnicas más modernas combinadas con recetas tradicionales hacen de la gastronomía francesa una de las mejores del mundo.

El croissant, la baguette, los macarons, el foie gras, el steak tartare, la sopa de cebolla, la creme brûlée, el ratatouille y hasta el simple omelette… Sin olvidar sus vinos y quesos famosos de Borgoña, Provenza, Bretaña, Normandía y Burdeos. Todo hace del país vecino un excelente destino para nuestro paladar.

 

León, Capital Gastronómica 2018

Nadie lo duda, España es uno de los destinos gastronómicos más apreciados por turistas de todo el mundo. Este año merece una mención especial León y sus 155 propuestas de la mano de más de 350 establecimientos y 400 productores locales bajo el lema ‟León, Manjar de Reyes”.

Si aún no sabes lo que es ir de tapeo por esta ciudad y degustar cecina, morcillas, quesos, cocidos montañeses o maragato, pimientos asados y muchas más propuestas deliciosas regadas con vinos del Bierzo o de Tierra de León, ¡te lo recomendamos!

Es un León que ostenta este año el título de Capital Española de la Gastronomía, otorgado cada año desde 2012 por la Federación Española de Hostelería (FEHR) y la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) para fomentar el turismo a través de la cocina y la gastronomía.