Out of office

De turismo por los escenarios de ‘Juego de Tronos’

El universo fantástico creado por el escritor George R. Martin tiene en España, Croacia, Marruecos o Malta escenarios reales donde sentirnos parte de la saga.

Tendremos que esperar a 2019 para ver la esperadísima octava y última temporada de Juego de Tronos. Mientras tanto, te invitamos a dejar volar tu imaginación en algunos de los lugares donde se ha rodado la serie de HBO. Son localizaciones donde el turismo se ha disparado.

 

España en Juego de Tronos

Numerosas localizaciones en nuestro país han servido de escenario a esta historia de ficción donde distintas casas reales intentan alcanzar el poder mediante intrigas y traiciones. Entre ellas la catedral, el barrio judío y los baños árabes de Girona, en Cataluña, o el Castillo de Santa Florentina (Canet de Mar, Barcelona), por su parecido con los reinos imaginados por su creador.

Y si hablamos de castillos, también el de Zafra, en Guadalajara, o el de Peñíscola, en Castellón, cautivaron a los productores para los paisajes del reino de Dorne de la sexta temporada. En esa misma temporada pudimos ver a la reina Daenerys Targaryen a caballo por las tierras del Parque Natural de las Bardenas Reales (Navarra).

Para la quinta temporada de la serie los directores eligieron Andalucía como protagonista del reino caluroso y montañoso de Dorne. Así, el Real Alcázar de Sevilla se convirtió en la residencia de la Casa Martell o la plaza de toros de Osuna albergó espectaculares escenas de combates.

 

Dubrovnik la bella

Esta hermosa ciudad croata, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, formó parte del rodaje de la serie en diferentes temporadas. Basta recorrer su casco antiguo para transportarse a la capital de los Siete Reinos, entrar en la magnífica fortaleza de Lovrijenac para sentirse en la Fortaleza Roja en la ficción u otear sobre la Bahía de Aguasnegras donde tiene lugar la fuerte batalla del mismo nombre. La Torre Minceta fue la misteriosa Casa de los Eternos donde la princesa Daenerys rescata a sus dragones.

A solo diez minutos en barco encontramos la isla de Lokrum o, lo que es lo mismo, la ciudad de Quarth de la serie. Además, si vas a Croacia no solo tienes que visitar Dubrovnik, pues otras ciudades como Sibenik, Split o Klis fueron también escenario de Juego de Tronos.

 

Marruecos y su patrimonio histórico

Dos impresionantes ciudades también declaradas Patrimonio de la Humanidad sirvieron de telón de fondo a la trama en este país: la histórica Aït Benhaddou fue Yunkai o la Ciudad Amarilla que saqueó la Madre de Dragones, y Essaouira, al este, fue la ciudad de Astapor, símbolo de la esclavitud, así como la Plaza del Orgullo y el Palacio de los Buenos Maestros. En la vida real es una pequeña ciudad con su belleza histórica intacta e impresionantes vistas al mar.

 

Malta y otros destinos

La antigua capital de Malta, Mdina, fue elegida para representar la ciudad central de Poniente en la primera temporada. Como capital de los Siete Reinos, se situó allí el Trono de Hierro durante parte de esa temporada inicial, custodiado en el Palacio de San Antón, la residencia del presidente de la isla en la realidad.

Estos son solo algunos de los enclaves que puedes visitar para viajar a Juego de Tronos. A ellos se les unen otros igual de interesantes como Irlanda del Norte o Islandia.