Out of office

Disfruta de los jardines más bonitos de España

Como dice el refrán: “Ni son todos los que están, ni están todos los que son”. Te mostramos algunos de los jardines más espectaculares que posee nuestro país. Solo una muestra para que te animes a vivirlos esta primavera.

Jardines del Generalife, Granada

Viaja en el tiempo y siéntete como un rey musulmán en tu lugar de descanso en las bellas mansiones y rodeado de jardines ornamentales y huertos donde se percibe aún el espíritu árabe y sensual de entonces. Generalife significa jardín del arquitecto y se encuentra sobre la colina llamada Cerro del Sol, en la Alhambra. Allí podrás contemplar cómo el agua se convierte en una parte esencial de su belleza e, incluso, sumar a tu experiencia inolvidable una visita nocturna.

 

Jardines de Aranjuez, en Madrid

Junto al río Tajo y el Palacio Real de Aranjuez te encontrarás con cuatro fantásticos jardines declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001: el del Parterre, el de la Isla, el del Príncipe y el de Isabel II. El más extenso e importante es el del Príncipe, con sus 150 hectáreas de riquísima variedad de especies vegetales (muchas de ellas traídas de tierras lejanas) y con sus obras arquitectónicas únicas, como la fuente de Apolo, su huerta y el embarcadero.

 

Jardín del río Turia, Valencia

Está emplazado en el antiguo lecho del río Turia, tras la decisión de mover su cauce tras las terribles riadas que se producían en la ciudad. ¿El resultado? Un maravilloso parque de 110 hectáreas atravesado por antiguos puentes de más de 300 años. Déjate llevar por este remanso de paz que recorre Valencia desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias hasta el zoo.

 

Parque de la Ciudadella, Barcelona

Un oasis y uno de los principales pulmones de la Ciudad Condal. Este espectacular parque fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1888, con la colaboración del artista Antonio Gaudí, y las obras de arte público que contiene lo convierten en un museo de esculturas al aire libre. Déjate seducir por su conjunto monumental y el edificio del Castillo de los Tres Dragones.

 

Jardines de los Reales Alcázares, Sevilla

Poesía, historia, leyenda… Esto y mucho más encierran estos jardines ubicados junto al palacio real habitado más antiguo de Europa. Se trata de unas antiguas huertas musulmanas que hoy suponen prácticamente un recorrido por todos los estilos históricos de la jardinería. Déjate embriagar por los azahares y el estallido de color de la primavera, contempla la quietud y el silencio de sus estanques, y cobíjate bajo las sombras refrescadas por sus surtidores de agua.

 

Parque Genovés, Cádiz

Nació como un parque modesto a finales del siglo XVIII,rodeado por las murallas de la ciudad antigua y situado junto al casco histórico de Cádiz. Su escasa vegetación le valió el apodo de “El paseo del perejil”. Pero a finales del siglo XIX el jardinero valenciano Eduardo Genovés y Puig lo convierte en un auténtico muestrario de especies naturales de interés con el atractivo diseño que puedes comprobar hoy, tanto que pasa a ser un frondoso parque llamado desde entonces “Paseo de las Delicias”.

 

Parque de la Alameda, Santiago de Compostela

Sin duda, un remanso de paz que es, además, el punto de referencia de los paseos y del ocio de los santiagueses.Un lugar acogedor en una ubicación privilegiada, con unas vistas increíbles de la metrópolis y del campo que la rodea. Vale la pena subir al Paseo de la Herradura, un mirador urbano situado en la falda este de la colina de Santa Susana, desde donde tendrás una visión frontal de la catedral. Un mirador imprescindible para admirar Santiago de Compostela de noche.