Out of office

5 planes diferentes con nieve

No es necesario esquiar para disfrutar de la nieve. Cada vez es mayor la oferta de actividades para divertirse en los parajes más bellos de montaña.

Muchos piensan: “Si no sé esquiar, ¿qué voy a hacer en las montañas nevadas?”. Si eres una de esas personas, deja esa idea a un lado y toma nota de algunas de las actividades de las que puedes disfrutar en una estación de esquí sin tener que ponerte las tablas.

 

Paseo con raquetas

Las raquetas te harán sentir libre y disfrutar de los más bellos paisajes. Los guías te enseñarán las técnicas de progresión y te darán todo el material que necesitas para vivir la montaña de forma segura y divertida. Hay itinerarios para todos en función de la condición física, porque es un deporte bastante exigente, y del nivel técnico.

 

Construye un iglú

¿Quieres sentirte esquimal por un rato y aprender la técnica del corte de ladrillos de hielo para que tu iglú quede perfecto? Esta vez, la agradable ruta con raquetas termina con la construcción de una casa de inuits. Es una de las actividades más divertidas para hacer en familia o con un grupo de amigos. Existen numerosas empresas de aventuras que ofrecen esta actividad en distintos puntos de España, como Andorra, Ávila, Huesca, León, Granada o Madrid, entre otras.

 

Súmate al mushing

¿Habías oído hablar del mushing? Hace referencia a una antigua forma de desplazamiento en Alaska y los países nórdicos, con trineos tirados por perros en la nieve. Nuestro país ya se ha sumado a esta tradición y hay numerosos lugares donde puedes practicarlo, siempre acompañado de monitores especializados, en Pirineos, Huesca, Sierra Nevada o, incluso, Barcelona (Urban Outdoor). Además, algunos te ofrecen la experiencia nocturna. ¡Vale la pena!

 

Motos de nieve

Siente la adrenalina de pilotar tu propia moto deslizándote por lugares inaccesibles de otra manera. Montgarri, un pueblo abandonado cerca de la estación de Baqueira Beret, en el valle de Arán, es uno de los sitios más famosos de estas rutas con motos. Pero también se organizan tours en el valle de Benasque, en la cordillera cantábrica, en las estaciones de Andorra, en Formigal o en la estación catalana de La Molina.

 

Tobogganing

¿Quién dijo trineo? Ahora puedes ir un paso más allá y hacer descensos por largas pistas en trineos de madera. ¿Que se te hace de noche en la estación de Formigal? No pasa nada, sube en telesilla al llegar la oscuridad, cena en la trattoria en pleno corazón de las pistas de esquí y ¡desciende en un trineo clásico de madera por una pista iluminada de 2,5 kilómetros de largo! ¿Se te ocurre una manera mejor de terminar el día?