Editorial

La tecnología, reto de negocio también en las asesorías, por Ignasi Vidal Díez, Business Development Manager, Accountants as a Channel

Si tuviera que definir que supone un canal de distribución, desde luego diría que es algo más que un simple medio para localizar productos o servicios desde el fabricante hasta el mercado. Un canal de distribución hoy en día asume una dimensión propia e indelegable y que se manifiesta en la capa de utilidad para el cliente final (valor añadido) que se añade al producto o servicio del fabricante. Eso quiere decir que pueden existir tantas capas de utilidad como tipos de distribuidores puedan catalogarse.

El Canal Tradicional (Business Partner) ha añadido utilidad al producto con servicios de personalización, implantación, formación…, pero no es el único. El Canal ISV (Independent Software Vendor) es una canal que con sus soluciones específicas amplía el registro de funcionalidades al producto aprovechando las sinergias de negocio entre fabricantes.

Junto a estos canales conocidos aparece un nuevo Canal de Asesorías Socios de Negocio (Professional Advisor) en el que la tecnología toma la excusa para mejorar la utilidad de las relaciones entre empresas y despachos profesionales. Es un modelo promovido fundamentalmente por el cloud, los nuevos decisores digitales, los requerimientos de la Administración pública y la nueva definición de asesoría digital que el presente está configurando hacia una oficina de servicios empresariales.

Este Canal de Asesorías Socios de Negocio toma la tecnología no solo como una generación de ingresos extraordinarios consecuencia de la reventa o prescripción de productos Sage, sino también como una oportunidad para mejorar su portfolio de servicios, la lealtad de sus clientes, el pricing de sus servicios, la rentabilidad de su producción y la imagen de marca del despacho.

Así pues, la relación entre cliente y asesor tiene como lenguaje común el dato (facturas, bancos, pagos, almacén, impuestos, análisis…) que, transformado en digital, se convierte en eficiente si la tecnología es la adecuada. No obstante, esta no es suficiente y hoy en día el asesor puede añadir una capa de utilidad a sus clientes en forma de modelos de negocio cuando el dato es utilizado para ser integrado con otros (sincronización unidireccional o bidireccional), ser supervisado de manera desasistida (tareas en remoto) o ser compartido en diferentes momentos del proceso (outsourcing).

Canal de Asesorías Socios de Negocio trabaja en estos escenarios de valor añadido que son perfectamente compatibles con la suma de otras capas de utilidad aportadas por otros canales (Business Partners, ISV…). Desde Sage Partnews os invitamos a todos los que veis la tecnología también como un reto de negocio a conocer, coordinar y sumar en una propuesta diferencial al mercado.

El futuro está en la ingeniera tecnológica y también en la de los negocios, y todos los integrantes del Canal de Sage no son solo espectadores, sino protagonistas del futuro que construimos.

Mucha suerte y muchos aciertos.

 

Ignasi Vidal Díez

Business Development Manager,
Accountants as a Channel