Management

¿El coaching se reinventa?

¿Está perdiendo esta disciplina el prestigio que había logrado en época de crisis? ¿Se han quedado sus técnicas y mensajes obsoletos? Muchos abogan por una reinvención del coaching tal como lo conocemos.

Entrenarnos para lograr nuestras metas. Esto es, básicamente, lo que significa coaching. El anglicismo coach hace referencia a un ‘entrenador’, quien acompaña, instruye y entrena a una persona o a un grupo de ellas con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas.

Su aplicación en las empresas, el coaching empresarial, llegó a España en los años 90, pero se ha fortalecido y ha ganado fuerza en los últimos años. Con la crisis y la necesidad de motivar y cambiar paradigmas, se ha vivido el auge del coaching en las organizaciones. Ahora surgen voces disidentes que alertan del abuso de técnicas y mensajes que, de tanto usarlos, pueden haberse quedado obsoletos.

Un ambiente de colaboración

“Debes sacar lo mejor de ti mismo, puedes lograr todo lo que te propongas, tienes que salir de tu zona de confort…”. Alfonso Alcántara, formador y entrenador de equipos y empresas, ya alertaba de un cansancio frente a los mensajes repetitivos y ambiguos del coaching durante el V Congreso Internacional de la Asociación Española de Coaching Ejecutivo (Aecop). “Si los profesionales de este sector decimos continuamente que hay que salir de la zona de confort, quienes no estamos saliendo somos nosotros”, reflexionaba.

¿Cómo salir de la zona de confort? Es lo que esta profesión está indagando, y muchos apuestan por la necesidad de especializarse, encontrar nuevas herramientas y cuestionarios, y ser útiles en el entrenamiento de competencias en las compañías.

Estilos de coaching

Mucho se habla y se hablará del nuevo coaching. Y, aunque no podemos saber aún cómo será esta disciplina en el futuro, profesionales como Lise Kjaer, miembro de la International Coaching Federation, exponen su visión de cómo serán los estilos del coaching del mañana:

  • Coaching de poder: da por hecho que la excelencia es el resultado gradual de siempre tratar de hacerlo mejor.
  • Coaching gentil: sostiene que, caminando juntos, el éxito se hace cargo de sí mismo.
  • Coaching de karma: entiende que la gente feliz es exitosa, más sana y que vive más tiempo.