Out of office

10 playas de cine en España

No hace falta irse demasiado lejos para disfrutar de territorios vírgenes y darse un chapuzón en un paisaje de película. Estas son algunas de las playas que nos resultan familiares, porque las hemos podido disfrutar en la gran pantalla.

 

Andrín, la playa de ‘El Orfanato’

Seguramente recuerdas el hermoso e inquietante paisaje en el que se desarrolla la trama de la ópera prima de Juan Antonio Bayona. Uno de los lugares preferidos del personaje del pequeño Tomas es playa Andrían, situada en LLanes (Asturias). Con sus cuevas en uno de sus laterales, los acantilados y la montaña de fondo es el lugar perfecto para darse un chapuzón en un paraje de película. Y, además, por partida doble, porque a su lado nos encontramos con la Ballota, su playa hermana y diferenciadas únicamente porque esta tiene un pequeño islote a varios metros de la costa.

 

‘Lucía y el sexo’, en  Ses Illetes

A esta hermosa playa de la isla de Formentera viaja Lucía (Paz Vega) en busca de tranquilidad, pero también se enfrenta al recuerdo de un amor pasado que le marca para siempre. Este lugar privilegiado de arena blanca fue el marco elegido por Julio Medem en el Mediterráneo. Situada en el punto más al norte de la isla es muy visitada por los turistas. Si decides vivir esta experiencia de cine, te recomendamos acceder a pie, en bicicleta o a través de los trayectos marítimos que comunican Ses Illetes con el puerto de La Savina.

 

La Caleta en ‘Muere otro día’

La imagen de la espectacular Halle Berry saliendo de aguas cubanas se rodó, en realidad, en la playa de La Caleta. Situada en el centro histórico de Cádiz, es la playa de menor extensión de toda la ciudad y está aislada del resto, lo que la hace aún más atractiva. Otra peculiaridad es que cada piedra tiene nombre propio: cuadrá, reonda, palangana, piedra del erizo, puntilla, laja, etc. Allí podremos imitar una de las escenas más sexys del cine.

Los ‘Abrazos rotos’ dados en playa Famara

Alejandro Amenábar eligió la isla de Lanzarote para casi todas las localizaciones de los encuentros y desencuentros del amor entre Penélope Cruz y Lluís Homar en la película Abrazos rotos. Por supuesto, la impresionante Playa Famara no podía faltar. Es la más larga de la isla, de arena blanca y bolos, fuertes olas y un característico viento que la convierte en ideal para la práctica de windsurf y de surf.

 

Los Genoveses y ‘El Niño’

La historia de narcotraficantes dirigida por Daniel Monzón tiene lugar en el estrecho de Gibraltar, aunque algunas de sus escenas se han rodado en otros escenarios. ¿La más trepidante? El “baile” nocturno entre el helicóptero y las lanchas rápidas de los contrabandistas tiene como escenario un paraíso: la playa de Los Genoveses, en Almería. Esta joya de Cabo de Gata, de más de un kilómetro de playa de arena y rodeada de vegetación, es elegida también por los amantes del submarinismo. ¿Una curiosidad? Esta escena de un minuto en pantalla requirió siete días de grabación.

Mónsul en ‘Indiana Jones y la última cruzada’

Otra joya de Cabo de Gata, con permiso de Los Genoveses. Los amantes de Indiana Jones recordarán una de las escenas más trepidantes de esta entrega, cuando los protagonistas son perseguidos por un avión nazi después de un aterrizaje forzoso. Tuvo lugar en Mónsul, una playa singular por las formaciones de lava erosionada que la rodean, la belleza de su arena fina y su agua cristalina. Podemos disfrutar de este rincón almeriense como lo hizo el mismo Harrinson Ford.

 

El capitán ‘Alatriste’ en Tarifa, Conil y la Caleta

Conspiraciones, coraje, amores imposibles, valor, traiciones… por todo ello para el personaje protagonizado por Viggo Mortensen. Eso sí, en un marco incomparable: las playas de Tarifa, preferidas por los amantes de los deportes que requieren viento; Conil y sus bellas y numerosas calas; y la Caleta, playa gaditana por naturaleza. En esta última se rodó el desembarco de soldados veteranos en Los Tercios, donde participaron 367 extras del lugar.

 

‘Mar adentro’ en As Furnas

Esta playa de A Coruña es única por su zona de rocas planas y estriadas en uno de sus extremos, pequeñas calas formadas por la erosión del mar a modo de urnas (furna, en gallego), que se llenan de un agua verde esmeralda con la marea alta. Al borde de una de esas piscinas naturales, una rosa de los vientos recuerda el accidente que dejó tetrapléjico a Ramón Sampedro. El visitante pensará, sin duda, en esta triste historia que protagonizó Javier Bardem dirigido por Alejandro Amenábar y se sumergirá en un paisaje de belleza y drama.

 

‘El Cid’ en Peñíscola

Muchos no lo recordarán, pero en 1961 nada menos que Charlon Heston y Sofía Loren revolucionaron la localidad castellonense de Peñíscola, uno de los escenarios de la mítica película El Cid. Aunque no podamos cabalgar en la playa a lomos de Babieca, como lo hizo su protagonista, vale la pena disfrutar de estas calas y playas únicas, bañadas por las cálidas aguas del Mar Mediterráneo.

‘Lawrence de Arabia’ en El Algarrobico

También hay que hacer un ejercicio de memoria, hasta 1962, para recordar esta película que pasaría a la historia del cine. La playa almeriense de El Algarrobico fue la elegida por el director David Lean para construir una réplica de la ciudad jordana de Ágaba. En la escena de la toma de la ciudad participaron más de 400 extras, movilizando a toda la ciudad de Carboneras y alrededores. Hoy, lamentablemente, destaca el ya famoso hotel de construcción sobre la playa, que sigue siendo hermosa.