Management

¿Ha tenido éxito nuestra campaña de marketing digital?

El día de los enamorados, del padre o de la madre, Navidad, Reyes… Hay fechas señaladas en el calendario en que la red se llena de ofertas y promociones para atraer clientes. ¿Cómo medimos el éxito o fracaso de nuestra campaña de marketing digital?

Sea grande o pequeña, en la actualidad una empresa necesita en algún momento pensar, planificar y ejecutar una campaña de marketing online para crecer. Puede tratarse del lanzamiento de un nuevo producto o la promoción en una fecha puntual. En todo caso, determinar los objetivos y cómo medimos el impacto de la misma es un paso fundamental. No hay que olvidar que siempre podemos mejorar y esa mejora empieza por cuantificar los resultados.

 

Objetivos y métricas

El primer paso para evaluar el éxito o fracaso de una campaña es saber a dónde queremos llegar o qué queremos lograr. Los objetivos pueden ser, por ejemplo, buscar la venta inmediata o atraer interesados al punto de venta, aumentar los suscriptores web, que conozcan el nuevo producto, generar una cantidad de conversaciones, etc.

Sea cual sea el objetivo que nos propongamos debe estar cuantificado y ser medible mediante las métricas a controlar. Por ejemplo, siguiendo los objetivos anteriores, las ventas mínimas viables, cantidad de visitas al punto de venta o visitas-páginas vistas-tiempo de permanencia en la página web, cantidad de suscriptores a nuestra base de datos (e-mail marketing), etc.

 

KPI’s, indicadores clave

Si tenemos una tienda online, solo necesitamos utilizar herramientas de Analítica Web que nos faciliten los indicadores imprescindibles para medir y, a partir de ahí, mejorar los resultados. Estos indicadores se conocen como KPI’s (Key Performance Indicators). Así, en la campaña incluiremos un link para rastrear las acciones que llevan a cabo y el recorrido de las mismas de las personas que hacen “clic”.

Los KPI’s nos permitirán medir las visitas que hemos recibido a través del enlace, las que acaban en compra y los ingresos que han supuesto, las tasas de abandono o las suscripciones a nuestra web, la visita y estancia en cada página, las conversaciones que han generado, etc.

 

Rastreo offline

Puede suceder que la campaña digital se lleve a cabo por una empresa que no tiene tienda online o que el objetivo no sea la venta directa o la visita web sino, por ejemplo, atraer al cliente al punto de venta. En este caso, lo ideal es hacer un rastreo offline. ¿Cómo se hace? Hay varias alternativas, por ejemplo, la impresión de un cupón a presentar, un código QR, un número promocional o una palabra clave. Cualquiera de estas herramientas nos permitirá conocer cuántas personas se han visto atraídas por nuestra campaña de marketing digital, cuántos han venido, cuántos terminan comprando, etc.