Out of office

Edificios verdes, la construcción del futuro

Diseñar y construir un edificio sostenible no es solo una manera de hacer bien las cosas es, sobre todo, una forma de entender la vida, el trabajo y el mundo que nos rodea.

Una construcción inteligente que renueva su aire, mantiene la temperatura según la ocupación, se autoabastece de energía y recicla el agua que utiliza… Lo que hace años podía ser el sueño de un ecologista ha dejado de ser ciencia ficción para convertirse en realidad gracias a los avances tecnológicos, los nuevos materiales de construcción, el reciclaje y la conciencia sostenible cada vez más extendida entre la sociedad.

Hablamos de los edificios verdes (y no por su color) o sostenibles. Te mostramos cuatro ejemplos de la construcción del futuro.

The Edge, Holanda

  • La nueva sede compartida de Deloitte y AKD, en Amsterdam, se ha convertido en el edificio de oficinas más sostenible del mundo certificado por BREEAM (Builging Research Establishment Environmental Assessment Methodology). Obtuvo una calificación de sobresaliente con la puntuación más alta jamás registrada, un 98,36%.
  • Es la primera oficina con Ethernet con alimentación LED conectada a la iluminación: permite a los empleados utilizar una aplicación en sus teléfonos inteligentes para regular el clima y la luz de sus despachos.
  • Sus 6.000 LEDs de bajo consumo están ligados a la luz del día, la temperatura, los infrarrojos o el sensor de movimiento y generan menos de la mitad del consumo que la iluminación tradicional.
  • Su orientación se basa en el recorrido del sol: la zona norte tiene una fachada de cristal para permitir la entrada de luz natural en el 60% de los despachos y la fachada sur está equipada con paneles solares.
  • Sus paneles solares permiten al edificio generar energía para, por ejemplo, cargar los teléfonos móviles, portátiles e incluso vehículos eléctricos.
  • Dispone de un acuífero de almacenamiento de energía térmica situado a unos 130 metros bajo tierra que genera toda la energía requerida para la climatización del edificio.
  • Recicla el agua procedente de la lluvia más allá de sus zonas verdes y jardines y la utiliza en los lavabos y en la calefacción.

Manitoba Hydro Place, Canadá

  • Esta torre de 22 pisos y 65.000 metros cubiertos, ubicada en la provincia canadiense de Manitobaconsume, consume un 65% de energía que un edificio de similares dimensiones gracias a su construcción.
  • Utiliza energía solar, eólica y geotérmica, además de la luz natural que permite que el 85% de las lámparas estén apagadas durante el día.

King Abdullah University of Science and Technology, Arabia Saudi

  • El consumo de agua se reduce con lavabos inteligentes y grifos de flujo bajo.
  • El agua se recicla para riego por goteo, incluso la que se obtiene por condensación.
  • El uso de las corrientes de aire y de materiales de colores refractantes disminuyen el uso del aire acondicionado.

Tianjin Eco-city, China

  • La primera ciudad ecológica del mundo comenzó a construirse al norte del país en 2008 y se espera que en 2020 concluyan sus 30 kilómetros cuadrados de extensión.
  • La energía se produce en parques solares y eólicos, y se obtiene agua caliente gracias a calentadores solares.
  • Las casas son muy económicas y 100% ecológicas. Tienen techos solares que abastecen de agua caliente y están construidas con materiales sostenibles.
  • Se reciclarán el 60% de los desechos y el transporte rodado se reducirá un 90%.