Out of office

Ropa inteligente

¿Y si nos olvidamos de los conocidos gadgets e incluimos la tecnología en el interior de la ropa? El resultado es la conocida ropa inteligente. El año pasado se vendieron 10.000 prendas inteligentes, este año la consultora Gartner calcula que se venderán 10 millones.

Según las previsiones de CCS Insight, empresa de información sobre dispositivos y redes de conexión, el consumo de dispositivos electrónicos incorporados en la vestimenta pasará de los 9,7 millones registrados en 2013 a 135 millones en el año 2018. Científicos de la Universidad de Cambridge están revolucionando los diseños de ropa deportiva inteligente que cumple la función de proporcionar información para los amantes del deporte que buscan perfeccionarse a sí mismos.

Son muchas las marcas que se han subido a este tren imparable. Te mostramos algunos de los ejemplos más revolucionarios.

 

  • Google, Project Jacquard. Ya no se trata de comprar complementos sino de usar ropa cuyo tejido se conecte con los aparatos que nos rodean. El buscador pretende construir hilos de tela conductivos que permitan utilizar tecnología inalámbrica y energía para crear sobre las prendas convencionales todo tipo de dispositivos. Esto servirá para controlar aplicaciones en el móvil, dibujar o encender y apagar las luces. Para ello, se ha unido a Levi’s y han mostrado un vaquero con un bolsillo inteligente en el que llevar el móvil que permite, responder llamadas o bajar el sonido solo con gestos.
  • Lechal. Dos jóvenes indios, Krispian Lawrence y Anirudh Sharma, de 30 y 28 años han creado un calzado de deporte programable. La idea se materializa en un pequeño dispositivo que se introduce en una plantilla especial dentro del calzado. En ese aparato se incorpora un receptor GPS y una pequeña batería, así como una conectividad Bluetooth para interactuar con nuestro smartphone, ya sea este Android, iOS o Windows. De esta forma le podemos decir cuál va a ser nuestra ruta, y nos avisará mediante vibración en una zapatilla u otra cuando tengamos que girar.
  • Ralph Lauren. El polo inteligente presentado en la pasada edición del US Open de tenis está confeccionado con unas fibras de plata tejidas que proporcionan lecturas precisas de la frecuencia cardiaca, la profundidad de respiración, la intensidad de movimiento, la producción de energía y niveles de estrés, así como pasos y calorías quemadas. La información se conecta en tiempo real con la aplicación para iOS compatible con iPhone, iPod Touch y el nuevo Watch de Apple.
  • Glofaster. Chaqueta para corredores que contará con señales lumínicas que irán cambiando de color en función del esfuerzo físico realizado, la velocidad y el pulso que tengamos. El objetivo es saber cuál es nuestro estado físico y servirá para que la chaqueta nos anime a dar el máximo.
  • Ying Gao. La diseñadora canadiense ha creado una ropa interactiva en su colección Incertidumbres. El vestido está provisto de agujas de coser que transforman en movimiento la voz del interlocutor. Su objetivo es convertir el vestuario en una oportunidad creativa para la tecnología.
  • The Mimo baby. Desarrollado por Intel y Rest Devices, es un monitor para bebés que viene incorporado en el pijama. Este dispositivo, que fue presentado en la feria tecnológica CES, permite saber la posición, el movimiento, la temperatura y hasta la frecuencia respiratoria de los bebés. Todos los datos se envían a una aplicación disponible para iOS y Android.