Out of office

12 ciudades para tomarse las 12 uvas

Fuegos artificiales, música, espectáculos, campanadas… Las principales ciudades del mundo están ultimando los detalles para celebrar una Nochevieja inolvidable. ¡Toma nota!

1.- Nueva York

Nueva York es el lugar soñado por muchos para pasar la última noche del año. Desde 1907 la gran “bola” de Times Square desciende marcando el inicio de un nuevo año y casi una tonelada de confeti cae sobre las cabezas de más de un millón de personas que se congregan en la plaza. La fiesta se inicia siete horas antes con actuaciones musicales de celebrities.

Tanto Manhattan como los barrios de Brooklyn o de Queens se visten de gala durante la Navidad, junto con los escaparates de la 5th Ave. Además, se puede aprovechar esos días para hacer compras ya que empiezan las rebajas, o disfrutar de las diferentes pistas de patinaje sobre hielo que se instalan en muchos barrios, no solo en Central Park.

2.- Londres

En la medianoche del 31 de diciembre, en el cielo de Londres tiene lugar una impresionante exhibición de pirotecnia lanzada desde el río en el South Bank de Londres.

Los fuegos artificiales ‘bailan’ sobre el horizonte de Londres una coreografía sincronizada, cuyo ritmo lo marca un grupo de DJs que organiza un espectáculo que cada año atrae a más de 500.000 personas, en el área comprendida entre los puentes de Westminster y el de Waterloo, con el Palacio de Westminster y el London Eye.

La fiesta de fin de año dura hasta altas horas de la noche pero si decides comenzar 2016 sin parar de celebrar, no puedes perderte la New Year’s Day Parade, un gran desfile de Año Nuevo en el que los mejores músicos, bailarines y acróbatas recorren las calles de la ciudad.

3.- Sydney

La medianoche llega antes a Sydney que a casi cualquier otra ciudad internacional importante y los australianos reciben el año nuevo con su espectáculo de fuegos artificiales, que está considerado como uno de los más impresionantes del planeta. Una imagen de la celebración del Año Nuevo que nos resulta muy familiar, al verla cada año en el teledirario, con una iluminada Opera House y la bahía como telón de fondo. La sesión pirotécnica más espectacular es la que despide el año y que dura unos quince minutos adornando el cielo de Sydney.

La víspera de Año Nuevo de Sydney cae entre dos hitos de la ciudad: la Navidad y el Sydney Festival, un festival cultural y que toma la ciudad cada mes de enero.

4.- Budapest

Si has elegido este destino, vas a disfrutar como un niño en una de las ciudades más animadas de toda Europa. A los húngaros les gusta mucho la fiesta, así que cuando aterrices en la ciudad del Danubio para pasar el fin de año, ellos ya llevarán varios días de celebraciones. El mejor mirador para disfrutar de los fuegos artificiales sobre el Castillo de Buda es frente al Puente de las Cadenas. Después del espectáculo elige alguno de los mejores bares de la ciudad y disfruta del momento: Szimpla, A38, Gödör Klub, Instant… Empieza el año con buena música en el concierto del día 1 de enero de la majestuosa Ópera.

5.- Tokio

El simbolismo preside la celebración del Año Nuevo en Japón. De hecho, los rituales se deben cumplir incluso tres días después del shōgatsu, la principal festividad japonesa. Los participantes en la festividad comen unos toshikoshi-soba, los tradicionales fideos que simbolizan la esperanza de una vida larga, y visitan el Meiji Jingu, uno de los templos más importantes de Tokio, para tocar la campana, hacer las plegarias a los dioses. Para recibir 2016 todos se concentran en el cruce de Shibuya, para hacer la cuenta atrás y continuar con la fiesta en alguno de los karaokes de la ciudad. 

6.- Edimburgo

El Hogmanay es la mayor fiesta de Nochevieja del mundo, ya que durante tres días consecutivos tienen lugar por sus calles bailes, desfiles de vikingos con antorchas y conciertos. Las atracciones y mercados se reparten entre los jardines de Princes Street, The Mound y la plaza St. Andrew Square. Los turistas esperan su turno para contemplar Edimburgo desde la noria Edinburgh Wheel.

La atracción estrella de las navidades en Edimburgo son las pistas de patinaje sobre hielo, las Ice Rinks. La más clásica está en los jardines de Princes St.

Comienza con buen pie 2016 lanzándote al mar en el tradicional baño en el Firth of Forth del Loony Dook, la mañana del 1 de enero.

7.- Río de Janeiro

Su mayor atractivo en estas fechas es, sin duda, la fiesta de Fin de Año, famosa en el mundo entero, incluso superando en popularidad a los carnavales. La noche conocida como Reveillon, mezcla el calor del verano con unas playas, como las de Copacabana o Ipanema, que se llenan de gente vestida de blanco. Más de dos millones de personas se concentran en la playa de Copacabana para celebrar la Nochevieja y darle la bienvenida al nuevo año con una macrofiesta al ritmo de samba. Como la tradición manda, hay que comer siete uvas, arrojar flores al mar, entrar en él y saltar tres olas consecutivas para atraer a la buena suerte.

8.- París

Los Campos Elíseos es uno de los lugares más emblemáticos para recibir el nuevo año. A lo largo de los 2,4 kilómetros que van desde el Arco del Triunfo a la Plaza de la Concordia, un montón de parisinos y visitantes se dan cita para brindar con champagne y con los papillotes, unos bombones de chocolate típicos cubiertos con un envoltorio brillante.

Para la cena de nochevieja en París puedes disfrutar de una velada especial en un restaurante de Montmartre con espectáculo y cotillones, o con un cena crucero por el Sena con una pista de baile, una noche brasileña en el cabaret el «Brasil Tropical», o una velada prestigiosa al «Lido de Paris» con su revista, o un fabuloso cabaret del «Moulin rouge».

9.- Viena

El 31 de diciembre el casco antiguo de Viena se convierte en una gran fiesta: desde las dos del mediodía y hasta las dos de la noche, el Sendero de San Silvestre ofrece diversión por el centro de la ciudad, en la Rathausplatz y en el Prater. Son muchos los restauradores que sirven ponche y delicias gastronómicas en distintas ubicaciones. También hay espectáculos, baile, opereta, rock, pop, actuaciones de Djs y música popular. Después del mediodía, las escuelas de danza ofrecen cursos express, convirtiendo así el Graben en una sala de baile al aire libre. A medianoche, en el Rathausplatz y en el Prater tiene lugar un gran espectáculo de fuegos artificiales. Cuando dan las 12 de la noche todo el mundo se lanza a bailar el vals en los alrededores de la plaza del Ayuntamiento, donde un grupo en directo toca el precioso Danubio Azul. Al día siguiente, tiene lugar el concierto de música clásica más famoso del mundo, el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, que se puede seguir en directo junto a los vieneses en una pantalla gigante en la Rathausplatz.

10.- Berlín

La noche de fin de año berlinesa es una de las más importantes de Europa. Cerca de un millón de personas se reúnen en torno a la Puerta de Bradenburgo, que se llena de color con el espectáculo de fuegos artificiales que comienza justo a medianoche, iluminando el cielo sobre las puertas. Después de la cuenta atrás, la siguiente cita es la Avenida 17 de junio, donde se celebra una gran fiesta al aire libre y gratuita con macroconciertos, DJs… Hay un tramo de dos kilómetros lleno de escenarios, tiendas de fiesta, espectáculos de luces y láser, así como de puestos de comida y bebida.

11.- Ámsterdam

En el puerto de la ciudad, se organiza una fiesta impresionante el 31 de diciembre. Las calles se abarrotan en torno a los canales y al Museumplein. Hay un amplio abanico de posibilidades para divertirse: de café en café hasta su cierre (a las 3 de la mañana), pasar la noche en alguno de los pubs más importantes de la ciudad como son el Club Home, Escape, o elegir alguna de las numerosas fiestas que tienen lugar en las grandes plazas de la ciudad, como la de Nieuwmarkt y la de Museumplein, y también en Leidseplein o en Rembrandtplein. Los fuegos artificiales se lanzan a orillas del Amstel. El mejor sitio para verlos es desde el puente Magere Brug.

No se puede celebrar una Nochevieja en Holanda sin probar los tradicionales oliebollen, unos buñuelos hechos de una masa de harina, huevo, levadura y leche, y fritos luego en aceite caliente. Son parte integral de la festividad y se acompañan con una copa de champagne a medianoche.

12.- Bangkok

Apartándonos de Europa, Bangkok es una de las mejores ciudades de Asia para celebrar el Fin de Año. Unos de los clásicos en la capital tailandesa son las cenas en restaurantes de las azoteas de los rascacielos, y para los más jóvenes la zona Khao san road, bailar toda la noche en la zona de RCA y Sukhumvit o disfrutar de los fuegos artificiales a la orilla del río Chao Phraya. Cada distrito de Bangkok tiene sus propias atracciones que van desde Djs de prestigio internacional en clubs nocturnos ultra-chic hasta restaurantes en terrazas exclusivas. El Central World, el equivalente en Bangkok del Times Square de Nueva York, es donde encontrarás a las multitudes dando la bienvenida al Año Nuevo con actuaciones de música en directo, espectáculos de luces y fuegos artificiales. Por los alrededores de la fiesta también habrá cientos de puestos de comida y vendedores de parafernalia de fin de año como cotillón, gafas brillantes y todo tipo de elementos de fiesta.