Out of office

Bebidas de lujo, lo último en gastronomía

¿Te apetece tomar una cerveza de oro de 24 quilates? ¿O tal vez prefieres un vaso de agua de iceberg? ¿O un cóctel único con textura y un sabor inolvidable? ¿O mejor uno un vino azul?. Te descubrimos estas y otras exclusivas bebidas para disfrutar de un momento único.

 

Faust Gold, la cerveza de oro de 24 kilates

Muchos foodies ya pueden hacer realidad sus sueños de beber oro gracias a una fábrica de cerveza en República Checa.

Su creador, Marek Pieton, sacó la idea de un refrán europeo, ya que se suele decir que la cerveza de República Checa es el oro líquido del país. Para su elaboración coloca una lámina muy delgada de oro en cada botella antes de llenarla. Cuando la cerveza entra en el recipiente, la lámina se rompe en diminutos trozos y así se obtiene una suspensión de oro. Cada envase de 750 ml contiene 18 miligramos de oro y cuesta 57,5 euros.

 

Agua de iceberg Glace

La fuente de este agua está en el extremo norte de la región occidental del Atlántico, entre las costas de Groenlandia y Canadá, que produce aproximadamente 40.000 icebergs. Lo que hace que sea tan pura es la antigüedad de los hielos que la originan, que se remonta entre unos 12.000 y 150.000 años. El proceso de conseguir esta agua de los icebergs es bastante complejo, por lo que su producción es limitada, llegando a unas 600.000 botellas de litro por año. La caja de 12 botellas de 750 ml se vende a unos 75 euros.

 

Diva Vodka

Producido por la Distilería Blackwood de Escocia, este vodka tiene triple destilado. Primero se filtra en hielo, y después se pasa a través de carbón de abedul nórdico. En la tercera etapa es filtrado a través de arena que contiene piedras preciosas y semipreciosas. Esto ayuda a aumentar el coste de la bebida, aunque su elevado precio se debe a su envase, ya que contiene cristales de Swarovski que atraviesan el centro de la botella. Dependiendo de la decoración de cristales, su precio puede oscilar entre los 2.700 euros y los 700.000 euros.

 

Gïk, el vino azul

Procedente de La Rioja, este vino de color azul ya se comercializa en los bares más exclusivos. El proceso de elaboración es similar al de cualquier otro vino. Es muy importante elegir muy bien la uva para que tenga una predisposición para aguantar y cambiar de color. El cambio definitivo de tono y sabor se realiza con la fermentación, con un proceso de coloración en el que se usan colorantes naturales sintetizados. Hasta conseguir el azul exacto que querían, han estado trabajando dos años. La comercialización es online y de momento la producción es pequeña. El precio de la botella es de 10 euros.

 

Cóctel Diamonds are forever Martini

El motivo por el que este cóctel tiene el precio desorbitado de 11.000 euros es que la aceituna típica del mismo en realidad es un diamante de 1,6 quilates. Lo sirven en el hotel Ritz-Carlton en Tokyo.

 

Penfolds Ampoule

Es actualmente el vino tinto más caro en el mercado, superando al Château Lafite’s 1869 vintage. Solo se han producido 12 botellas. Para este caldo tan exclusivo, Andrew Bartlett diseñó su packaging de madera, y el australiano Hendrik Forster preparó con metales preciosos detalles donde se suspenden las bebidas. Otra de las características que le hacen único es que cuando el propietario decida abrir el vino, un alto miembro del equipo de elaboración del vino Penfolds asistirá a la apertura. Su precio supera los 157.000 euros.